ATP Pozoblanco, el título para Rubén Ramírez

Final Pozoblanco 2010

Ruben Ramírez gana el ATP Challenger Ciudad de Pozoblanco ‘Open Diputación’ al superar en la final al castellonense Roberto Bautista por 7-6(6) y 6-4; con este triunfo asegura su presencia en el cuadro final de US Open.

Rubén Ramírez se convirtió en el campeón de la 19ª edición de los Internacionales de Andalucía de Tenis en Pista Rápida Open Diputación Ciudad de Pozoblanco, torneo ATP Challenger con 100.000$ en premios, tras vencer en dos sets (7-6 (6) y 6-4) al castellonense Roberto Bautista en una hora y 53 minutos de juego. Con este triunfo, el alicantino sucede al eslovaco Karol Beck, campeón en 2009.

Ramírez tiró de experiencia para superar a un rival que había ofrecido un gran nivel a lo largo de toda la semana y que se había encargado de dejar en la cuneta a la mayoría de los favoritos. Sin presión, sabedor de que con el puesto de finalista había logrado su gran objetivo –los puntos necesarios para entrar directamente en el US Open-, sacó esa tranquilidad en los momentos clave del encuentro, cuando su rival se puso por delante en cada uno de los sets y acabó decantando la balanza a su favor.

El partido fue competido, de menos a más, con un Roberto Bautista que comenzó como los anteriores partidos, cogiendo poco a poco el ritmo hasta llegar a dominar, aunque a diferencia de los anteriores, erró en el momento clave. Tanto a Hernych como Granollers los había llevado en la primera manga al ‘tie break’ y, tras superarles ahí, había sentenciado en la segunda manga. Pero esta vez le tocó perder y, pese a recuperarse luego y tomar otra vez la iniciativa, repitió errores que le costaron la derrota. 

De salida, todo parecía un paseo para Rubén Ramírez, ganó el primer servicio en blanco, muy fácilmente con su saque, aprovechó tres errores no forzados para pasearse en el segundo y quebrar por primera vez el servicio de su rival y, a continuación, consolidó el ‘break’ (3-0). Todo sin aparente esfuerzo, apoyándose en los errores del castellonense más que en su mejor tenis y eso, una vez que su rival se asentase en la pista podría costarle caro. Así ocurrió porque Bautista devolvió la ruptura en el quinto juego y equilibró el duelo a tres en el sexto. El 35% y 36% de primeros servicios que exhibían Bautista y Ramírez, respectivamente denotaba que no estaban dando lo mejor de sí mismos, al menos que no ofrecían lo que habían demostrado en anteriores partidos, ya fuera por el nerviosismo fruto de la importancia del partido o porque no era su noche.

Sin embargo, a partir de ahí el tenis de ambos creció y, con ello, comenzaron la alternativas. Ahí pareció salir ganador un Bautista cada vez más consolidado desde el fondo de la pista y que comenzaba a mandar en los intercambios. Tanta confianza cogió que, en el noveno juego, rompió en blanco el servicio de su rival y se encaminó hacia la consecución del set. No obstante, como también le había pasado en anteriores ocasiones, especialmente en el encuentro ante Hernych, tal vez por los nervios del momento, dejó escapar la ocasión de sentenciar la manga y dos nuevos errores le dieron la oportunidad al alicantino de equilibrar la contienda. Aún tuvo de nuevo Bautista una opción de quebrar antes de llegar al ‘tie break’, pero finalmente ambos acabaron anotándose sus respectivos saques y llegaron al desempate.

El duelo en la ‘muerte súbita’ fue tan intenso y alocado como había sido el propio set, con rupturas constantes, dobles faltas y una combinación de aciertos y errores que hacían inviable saber el ganador. Se lo llevó Ramírez por 8-6, pero gracias, primero, a una ‘smash’ fácil errado por Bautista y, posteriormente, a una doble falta de castellonense en el último punto.

No se desanimó el castellonense y respondió como también lo había hecho en los tres anteriores encuentros. Dando un paso adelante, mostrándose más agresivo, con un tenis más profundo y buscando las líneas y hacer correr a su rival. Le funcionó la estrategia, pues se hizo el dueño del juego y por dos veces, gracias a esa constancia y fuerza que le caracteriza, logró romper el servicio de Rubén Ramírez. Pero tras dar la de cal, ofreció la de arena. Tras romper, cometió errores no forzados y regaló en ambas ocasiones –con 1-3 y 2-4 su saque al alicantino.

Su bisoñez se transformó en desencanto al mismo tiempo que Rubén Ramírez aprovechaba para acaparar todo el protagonismo. Igualó la manga a cuatro, se puso con ventaja al aprovechar la tercera oportunidad de ruptura que le ofrecía el castellonense y sentenció con su servicio (6-4).

Tras este triunfo, Rubén Ramírez se embolsa 14.400$ y suma 110 puntos en el ranking de la ATP mientras que Bautista se lleva 8.480$ y aumenta en 65 su cuenta de puntos.

Advertisements

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here