Australia nunca quedó tan lejos

David Nalbandian

Hace años que un Open de Australia dejaba sin latinos de manera tan temprana como este 2011. Factores y realidades.
FERNANDO GÓMEZ / ARGENTINA
Este Open de Australia no será el mas recordado para los latinoamericanos, ni mucho menos. Quince jugadores con apenas la participación en dos rondas, ya no hay mas representantes, y que marca la crisis que tiene nuestra región.

Un edición con algunas ausencias también, tales los casos de Fernando González y Paul Capdeville, mas la eliminación de Nico Massú en la qualy por los chilenos, y la no concurrencia siquiera a la eliminatoria del argentino Horacio Zeballos, hubieran engrosado el lote en el main draw.

 

Las realidades de las dos máximas esperanzas en esta edición, marcan lo que se tiene en el haber, y lo que resta por trabajar, si se quiere reverdecer en poco tiempo. Nos referimos a Juan Martin Del Potro y David Nalbandian.

Si nos ocupamos de Juan Martín Del Potro, retornando este año a la competición oficial tras una 2010 para el olvido, hay buenos indicios en su regreso, pero mucho por trabajar y concretar aún en el. Tras un primer partido aceptable ante el israelí Dudi Sela, de absolutas equivalencias en el primer set, ante el chipriota Marcos Bagdhatis la cosa fué diferente, pero con imágenes positivas que rescatar.

Pero el físico, algo quen tan mal tiene a nuestros jugadores, sigue pasando factura. En el caso de Del Potro, su muñeca dió algún llamado de atención en el segundo set ante el chipriota, pero nada de temer según dijo luego Juan Martín “Hice un saque, solté la raqueta y llamé al médico por seguridad porque había hecho un movimiento brusco con la mano. ¿Si entro con precaución en la cancha? Es difícil de explicar. Habría que juntar a diez tipos operados de algo y preguntarles cómo se sienten después de 6, 8 meses o un año y medio parados“, señaló.

Del Potro jugó de igual a igual ante el nº 20 ATP, y el también hacía incapié en ese tema tras el partido “El año pasado, en este mismo torneo, jugué roto partidos que duraban cinco horas cada día y medio, y no me importaba nada. Ahora tengo más precaución, porque si intento hacer lo mismo puede ser peor. Eso sí: si salgo a la cancha, es para correr como lo hice frente a Baghdatis. Dejé todo en cada pelota, aunque no me sintiera bien. Sin jugar bien, le gané un set y terminé jugando muy parejo contra un tipo que está 20° del ranking“. La regularidad es algo que debe retomar en dosis acertadas y con tiempo y paciencia a la mano.

En ese sentido, su entrenador Franco Davin decía al respecto “Con Juan vivimos el día a día; todos los partidos son finales. Haber estado un año parado es muy complicado. En su caso fue peor, porque quedó al margen de todo cuando estaba en un pico muy alto de rendimiento. Quiero que juegue 15 partidos para trazar un análisis más abarcador. Lo interesante es que todos entiendan que su carrera está arrancando de cero“. Claro y contundente.

Esperar que promedie el año será la real dimensión de como estará el tandilense, sin apurar procesos, pero inclaudicable en su meta de volver a los primeros planos. En ese sentido, los números ahora son los peores que se podían esperar, pero sabiendo que era una situación que se podía dar. Al no poder defender los 180 puntos ganados en 2010 por llegar a los octavos de final, Del Potro caerá en la clasificación de la ATP hasta cerca del puesto 500°, con un total de 65 puntos. Pero a partir de aquí, el tandilense sumará todo lo que juegue

Del Potro, solo con 22 años y un Grand Slam ya en su bolsillo, tiene todo el carretel por delante, amplio crédito a su favor y un techo que hasta ahora no tiene límites. El tandilense, ántes de irse de Melbourne dejó algunas palabras para tener en cuenta

Mi sensación es de amargura, como cada vez que uno pierde. Pero esto no me puede durar mucho, porque si no me va a costar diez veces más salir adelante. Lo bueno que tengo para rescatar es que, de a ratos, mi saque y la derecha son lo que tienen que ser. Eso me deja tranquilo: que todavía hago daño con esos golpes

Por último señaló “Sólo se trata de tomar lo bueno, lo malo y escuchar a Franco (Davin), que sabe más que nadie. Y seguir por este camino, tratando de correr las piedras que hay

Por su parte, David Nalbandian transita por otro camino. El unquillense, gladiador de mil batallas, carismático hasta la médula, y lider indiscutido del tenis en su país, ya tiene otro panorama por delante.

De un 2010 que terminó mejor de lo que pensó, y con su cadera en buenas condiciones, el 2011 lo supone con objetivos distintos al de otros años. Si bien sabe que un Grand Slam es su asignatura pendiente, tampoco se desespera por ello, sabiendo de sus limitaciones a sus 29 años. Mientras que Rafa y Roger tienen su ”propio campeonato” de ver quien gana mas GS, el cordobés apunta a volver ser un top-10. “Es asombroso lo de Federer y Nadal, la constancia que tienen es increíble. Si no estás sano, es imposible competir. Vos ves a un jugador que está un poquito bajo en lo físico y cualquier rival lo pasa por arriba.”

Tras un buen comienzo en Auckland con una impecable semana que solo la arruinó el intratable Ferrer en la final, el desgaste de la victoria ante Hewitt lo molió, y en la segunda ronda perder y abandonar ante un hasta ese momento desconocido lituano Richard Beranquis. Tras el partido el argentino señaló “Estaba como vacío. Tiraba la pelota para sacar y se me movía todo. El médico me dijo que era peligroso jugar así y me retiré. Fue muy duro“. Consultado por su cadera agregó “Dolores de esa zona, nada, sólo fue un cansancio general después del choque con Lleyton Hewitt. Me acosté tardísimo, a las 4.30, y no alcanzó el tiempo de recuperación.”

Ya arranqué con una mala sensación, pero pensé que me iba a sentir mejor. Y la verdad que fue al revés: empecé a empeorar. Hubo un par de smashes muy fáciles que erré. Si le hubiese ganado a Berankis, luego me habría tocado Ferrer, y después Nadal. Y aunque ganara, estaría en los cuartos de final con un desgaste tremendo

Ser top-10 esta en sus planes y se le puede dar tranquilamente, mas con recambio constante que hay desde el 6º para abajo.”La idea de ser top ten está vigente, es un objetivo que se puede cumplir, siempre y cuando se den muchas cosas… Que no aparezcan lesiones y que no me toque un cuadro durísimo

Y la Copa Davis también será su eterno capricho, que lo desvela y lo obsesiona de manera única. Su físico claro esta, a sus 29 años, requiere de otro cuidado y en eso trabajan en su entorno. “Trato de estar lo mejor posible. Debido a la cirugía, con el equipo de trabajo estamos limitados para hacer un montón de cosas y, por ahí, eso me inhabilita para mantenerme siempre diez puntos“.

Asi las cosas, los dos principales referentes hoy de nuestra región, transitan por caminos que pueden ser parecidos, pero con objetivos diferentes. Mientras Del Potro a sus 22 años, tiene el lógico crédito de ir por mas, ya con un Grand Slam en el bolsillo, Nalbandian apunta a estar todo lo que pueda en el circuito y sacarse las ganas de su capricho grande que le quita el sueño hasta aquí, la Ensaladera de Plata.

El resto de la colonia latina

Thomaz Bellucci (Brasil, 30° favorito)
Venció a su compatriota Ricardo Mello (77°) por 7-5, 7-5, 4-6, 3-6 y 6-3 en la primera ronda, pero luego cayó ante el checo Jan Hernych (241º) por 6-2, 6-7 (11-13), 6-4, 6-7 (3-7) y 8-6.

Santiago Giraldo (Colombia, 59°)
Derrotó al portugués Rui Machado (90°) por 6-4, 6-3, 5-7 y 6-1 en el debut, pero luego se cruzó cone el complicado croata Marin Cilic (15º), que se impuso por 6-3, 7-6 (7-1) y 6-1.

Eduardo Schwank (Argentina, 86°)
Le ganó a su compatriota Leonardo Mayer (107°) por 6-2, 6-0 y 6-4 y en la rueda inicial, pero luego perdió con el español Guillermo García-López (32º) por 6-4, 7-6 (10-8) y 6-1.

Juan Mónaco (Argentina, 26° preclasificado)
En la primera ronda superó por 7-6 (7-5), 7-6 (7-4) y 6-2 al alemán Simon Greul (131°), que entró a última hora por la baja por lesión del francés Julien Benneteau (53°). Pero luego cayó ante el holandés Robin Haase (62°) por 6-4, 6-4, 3-6 y 6-2.

Juan Ignacio Chela (Argentina, 39°)
No pudo con el saque y volea del francés Michael Llodra (24°) y perdió por 6-3, 3-6, 6-2 y 6-4.

Ricardo Mello (Brasil, 77º)
Perdió con su compatriota Thomaz Bellucci (30° favorito) por 7-5, 7-5, 4-6, 3-6 y 6-3.

Marcos Daniel (Brasil, 93°)
Se retiró por una molestia en la rodilla izquierda cuando perdía 6-0 y 5-0 ante el español Rafael Nadal (1°).

Alejandro Falla (Colombia, 103°)
Cayó ante el español Feliciano López (31°) por 6-3, 7-6 (8-6) y 6-3.

Leonardo Mayer (Argentina, 107°)
No pudo con su connacional Eduardo Schwank (86°) y perdió por 6-2, 6-0 y 6-4 .

Pablo Cuevas (Uruguay, 64º)
Perdió en el debut ante el portugués Frederico Gil (91°) por 6-4, 6-7 (7-9), 4-6, 6-3 y 9-7.

Carlos Berlocq (Argentina, 67º)
Cayó ante el holandés Robin Haase (62°) por 6-4, 6-3 y 7-6 (7-5) en la primera rueda.

Brian Dabul (Argentina, 109º)
Fue superado en el debut por el francés Nicolas Mahut (132°), surgido de la clasificación, por 6-3, 6-4 y 6-4.

Gisela Dulko (Argentina, 52ª)
Perdió en el debut con la danesa Caroline Wozniacki, la N° 1 del mundo, por 6-3 y 6-4 Junto a la italiana Flavia Pennetta sigue en el dobles y ya esta instalada en cuartos de final.

Fernando Gómez – Top Tenis

Advertisements

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here