David Ferrer, un buen lector

David Ferrer en Valencia Open 500 2010

En una entrevista al diario 20 Minutos David Ferrer se confiesa un buen lector de libros.
Fue el tenista español que más lejos llegó en el primer Grand Slam de la temporada, el Abierto de Australia. Alcanzó las semifinales, superando en cuartos a un Rafa Nadal, número 1 del mundo, tocado en los isquiotibiales.

Después de su gran actuación en Melbourne en enero y de su victoria poco antes en Aukland, el alicantino es uno de los tenistas más en forma del circuito en este arranque de 2011, a pesar de que este martes perdiera en su vuelta a las pistas anteNieminen en la primera ronda de Rotterdam. Antes de viajar a Holanda, y mientras reponía fuerzas en su tierra natal, 20 minutos charló con él.

¿Cómo intentó desconectar después de Australia?
Desaparecí un par de días. Estuve con la familia, mi novia y amigos, sin tocar una raqueta. Me tenía que olvidar un poco del tenis.

¿Ha pensado mucho en lo que le faltó en las semifinales contra Murray?
La verdad es que no le he dado muchas vueltas. No tengo nada que reprocharme. Simplemente, Andy estuvo bien de cabeza y sacó perfecto cuando lo necesitaba y yo encaré mal los tie breaks (el encuentro concluyó 4-6, 7-6, 6-1 y 7-6, después de tres horas y 46 minutos de juego).

¿Tuvo diferentes sensaciones a las de su anterior semifinal en un Grand Slam?
Me sentí mucho mejor que cuando perdí con Djokovic en el US Open en 2007. Demostré más ambición.

¿Es entonces cierta la fama de pesimista que le persigue?
Quizá no sea esa la palabra, quizás sólo sea, a veces, un poco conformista.

¿No es curioso que sus dos mejores resultados en los Grandes hayan sido en pista rápida?
No tanto. He ganado cinco títulos en tierra y cinco en rápida. Hoy en día, para estar arriba tienes que jugar bien en pista dura.

Otra fama que le precede: usted dice muchos tacos.
Para nada. En la pista, alguno; fuera de ella, casi ninguno.

¿Continúan jugando tanto a la play los tenistas españoles?
Sí, sobre todo, en los Masters. En los Grand Slams es más complicado porque solemos estar en distintos hoteles.

¿Ser copropietario de un torneo (el Valencia Open 500 junto a Ferrero, que se celebra en octubre) le da otra visión del tenis?
Sí, me voy fijando en más cosas. De todos los torneos se aprende, se cogen detalles para conseguir que los tenistas estén lo más cómodos posible cuando vengan.

¿Han hablado ya con Rafa sobre su presencia en Valencia?
Sí, a principio de temporada, pero, como todos los años, dependerá de lo cansado que llegue al final de 2011.

¿Es cierto que este año han realizado más controles antidóping a los tenistas españoles en Australia?
Parecido… quizá un poco más, pero no me preocupa porque es parte de nuestro trabajo.

Tengo entendido que es un gran lector. ¿Cuánto lee?
Digamos que soy un buen lector. En una gira de dos semanas puedo leer tres libros.

¿Cuál se está leyendo ahora?
Mourinho versus Guardiola. Es un libro de contenido empresarial que contrapone dos estilos para alcanzar el éxito.

Y usted, ¿cuál elige?
Por la forma de ser, soy más pro Guardiola.

Como azulgrana confeso, ¿ve más cerca el triplete?
La Liga parece que está encarrilada, pero la Copa y la Champions serán difíciles de conseguir.

¿Con qué se queda de su tierra?
Con las playas y con una paella junto a la familia y los amigos. No hay nada mejor un domingo por la mañana.

¿Se atreve usted a cocinarla?
No, mejor se lo dejo a mi madre o a mi suegra.

Por último, ¿qué hay de cierto en esa historia de que ser albañil durante una semana le abrió los ojos de joven para seguir en el tenis?
No sé quién se inventa esas cosas. Es mentira. Eso le pasó a mi hermano mayor (Javier), que fue campeón de España infantil de tenis.

Fuente: 20minutos.es

Advertisements

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here