Diario de un entrenamiento español de Copa Davis

entrenamiento copa davis

NACHO MÜHLENBERG
Jueves previo al inicio de la eliminatoria entre España y Ucrania. Doble turno de pistas reservadas, tanto a la mañana como a la tarde, pero solo hacen efectivo el último. Por la mañana descanso en el hotel después de ‘trasnochar’ un poco más de la cuenta debido a la cena oficial de la Copa Davis y por la tarde a trabajar.

En primer turno a las 16:45 saltaron a la pista central de la Caja Mágica, Fernando Verdasco y Pablo Carreño. Al madrileño, que abrirá la serie el viernes contra Dolgopolov, se le veía contento, motivado por volver a representar a España y más aún en su tierra.

Un entrenamiento sin grandes novedades pero que mostró una vez más el gran nivel de Pablo Carreño manteniéndole de tú a tú el ritmo a Verdasco –ayer lo hizo con Rafa Nadal-. Otro de los puntos a destacar fue la práctica de los golpes cortados.

Si te enfrentas a Dolgopolov sabes que vas a recibir tiros envenenados, efectos alocados y mucho ‘slice’. Por este motivo, Àlex Corretja le ordena a Carreño:”¡Pablo! Tírale cortadito, ves variando direcciones pero todo lo que puedas de cortado“.

Y así es. Al otro lado de la red, Verdasco agachado y con las rodillas bien flexionados, intentaba contrarrestar los golpes que le tiraba el ‘junior’ del equipo. Un adelanto de lo que se encontrará mañana a las 14:00 hs cuando inaugure la serie.

Buen entrenamiento. Choque de palmas entre los jugadores, palmadita en la espalda del capitán a los dos y se van al vestuario a ducharse, cambiarse y descansar.

Antes que abandonen la pista entra Rafa Nadal y ya se genera algo especial en el estadio. Empiezan a llegar las cámaras de TV, los fotógrafos y aficionados ansiosos por ver al flamante campeón del US Open.

Rafael NadalNadal se entrena con Robredo y hay algo que me llama poderosamente la atención siempre que veo al mallorquín: el ritmo con el que empieza a quemar la pelota. No entiende de jugar suave, de esos 5 minutos para aclimatarte a las bolas, la pista, la raqueta… él no. Rafa es puro nervio, rompe la pelota. Empieza en cuarta marcha mientras que Tommy lo hace en primera.

Esas ganas de jugar, de competir, de sentir bien la pelota y dar su máximo en cada golpe es lo que lo diferencia de los demás. Es especial, es un guerrero. Rafa manda la orden en forma de pregunta: “¿Hacemos unos puntos?“. Y ahí se ponen a jugar y seguir partiendo la pelota hasta que termina el entrenamiento y se van para el hotel. Hoy toca descansar, nada de prensa y centrarse en la eliminatoria.

Mañana viernes abrirá la serie Fernando Verdasco contra Alexandr Dolgopolov y a continuación, con unos 20 minutos de descanso, saltará Rafael Nadal a enfrentarse a Sergy Stakhovsky. España quiere llegar al sábado con los deberes hechos para no pegarse ningún susto.

Nacho Mühlenberg

Director y presentador de Planeta Tenis en Radio Marca Barcelona

Visita mi sitio

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here