Dimitrov sucumbe ante Benneteau

grigor dimitrov

NACHO MÜHLENBERG
Grigor Dimitrov quedó eliminado del Abierto de Australia a las primeras de cambio a manos del francés Julien Benneteau por 4/6, 2/6 y 4/6.

Saltó la primera ‘mini sorpresa’ en Melborune. Hablamos de pequeña y entre comillas porque el ranking manda, ¿verdad?. Si miramos la clasificación de la ATP el francés está 3 posiciones arriba del búlgaro, número 38º del mundo contra el número 41º, ahora bien, eran tantas las expectativas que había puestas sobre el balcánico que se le puede decir que es asombroso verlo fuera en primera ronda y con un resultado tan contundente. Tampoco sería del todo adecuado hablar de sorpresa cuando Benneteau es el cabeza de serie número 32 del torneo, pero insisto, quiero llamarlo así por lo que se había generado en torno a la flamante primer raqueta búlgara.

La semana previa en Sydney y el gran tenis desplegado, poniendo en apuros en la final a Andy Murray y superando a jugadores top20, hicieron que se llegara a decir que Dimitrov sería uno de los jugadores ‘tapados’ o que podría ser la ‘revelación’ del Abierto de Australia.

El búlgaro comenzó el primer set de manera espectacular, con destellos de genio y un tenis brillante por el que ya se le conoce a ‘Baby Federer’. Por la vía rápida alcanzaba el primer break de partido y se ponía 3-0 arriba. Parecía que el set estaba encarrilado pero el francés reaccionó y metiéndose en el partido encadenó 5 juegos al hilo para ponerse 3-5. Cada uno mantuvo sus respectivos saques y set para Benneteau por 4 juegos a 6.

El segundo set (2/6), en un visto y no visto, el francés se lo metió en el bolsillo con dos breaks a su favor y en el tercero Dimitrov tampoco pudo encontrarle huecos a un sólido Benneteau que se lo llevó por 4/6.

De esta manera Grigor Dimitrov queda eliminado del Open de Australia en el modo individual, pero no del cuadro de dobles donde forma dupla con el chipriota Marcos Baghdatis.

Se va por KO un jugador que es una alegría para los ojos, donde los amantes de Roger Federer vemos en él un pequeño sucesor capaz de hacer un tenis similar al del suizo, salvando las enormes distancias que los separan, evidentemente.

A pesar del mal resultado, puede ser el año que Dimitrov se meta entre los 25 mejores jugadores del planeta. Tenis tiene de sobras, veremos la cabeza y la maduración en qué nivel se encuentran. Como apuesta personal pongo unas fichas por el búlgaro, será su año.

Advertisements

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here