Dominio Castellano Leonés en el Máster Nacional Caja España – Caja Duero

Máster Nacional del Circuito de Tenis Juvenil Caja España-Duero

Los tenistas de Castilla y León han logrado imponerse en cuatro de las seis finales del Máster Nacional del Circuito de Tenis Juvenil Caja España – Caja Duero, celebrado en el Complejo de Tenis Municipal Covaresa (Valladolid): los abulenses Sergio Climent en infantil masculino, Rocío Rojo en alevín femenino y Daniel Rincón en benjamín masculino y la salmantina Mónica Gil en benjamín femenino; por su parte, en infantil femenino ganó la asturiana Marina Vigil y en alevín masculino el gallego Tomás Currás.

Este Máster Nacional supone el colofón a un Circuito compuesto por cinco pruebas preliminares, celebradas en Salamanca, Palencia, Segovia, Zamora y Ávila, y que ha repartido casi quince mil euros en premios.

En infantil masculino, el abulense Sergio Climent se impuso con claridad (6-0 y 6-2) al asturiano Gonzalo Moyano. Climent, que sólo ha cedido nueve juegos en todo el torneo, ha jugado a un alto nivel y no ha dado ninguna opción de remontada a su rival.

La final infantil femenina fue la más disputada y larga de todas. La asturiana Marina Vigil comenzó ganando con facilidad (6-2), pero la abulense Mar García no bajó los brazos y se adjudicó el segundo set por 7-5. En el tercero, Vigil volvió a recuperar el tenis del primer set y se colocó 3-0, aunque, una vez más, García no se rindió y consiguió empatar a 4; sin embargo, la asturiana supo frenar la progresión de la castellano y leonesa y terminó imponiéndose por 6-4.

La única final sin representantes de Castilla y León fue la alevín masculina, en la que el gallego Tomás Currás, uno de los mejores jugadores de España de dicha categoría, venció por 7-6 y 6-2 al asturiano Javier Fernández, que había sido capaz de apear al número dos, el gallego Simón Arca, en cuartos de final.

La abulense Rocío Rojo no sufrió demasiados problemas ante la asturiana Claudia Iglesias, 6-4 y 6-2. Rojo sólo había perdido tres juegos hasta llegar al final; por su parte, Iglesias había conseguido eliminar a la número dos, Muriel Frades.

La final benjamín masculina rebosó emoción. El vallisoletano Mario Peña comenzó muy agresivo y logró adjudicarse el primer set con claridad (4-2), pero Daniel Rincón reaccionó de forma increíble y fue acorralando progresivamente a Peña, que a lo largo del segundo set perdió la confianza y la agresividad que había lucido en la primera manga. Finalmente, Rincón se impuso por 4-2 en el segundo set y por 4-0 en el tercero.

En la final benjamín femenina, la campeona también tuvo que remontar. La zamorana Alba de la Peña comenzó 4-2 arriba, pero después la salmantina Mónica Gil, número dos del cuadro, logró remontar con un 4-2 y 4-1. En cualquier caso, la zamorana ha protagonizado un magnífico torneo ya que fue capaz de derrotar a la número uno, Raquel Villán, en cuartos de final y a la número tres, Paula Sánchez, en semifinales.

Durante la entrega de trofeos, Manuel Antón, presidente de la Federación de Tenis de Castilla y León, aprovechó para agradecer el apoyo de Caja España – Duero al tenis juvenil, ya que, gracias a su aportación, la Federación de Tenis de Castilla y León puede organizar el Circuito de Tenis Juvenil Caja España – Caja Duero y el Programa Jóvenes Valores.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here