¿El despertar de un gigante?

australian open

BRUNO BERGARECHE
Australia y el tenis son dos cosas que van de la mano.
En la era open (desde 1968 cuando se permitió por primera vez a los profesionales participar en los Grand Slam) Australia es el tercer país con más majors ganados en el circuito masculino con 20 grandes y la tercera potencia también en el tenis femenino con 21. En los años 60 y 70 eran los Laver, Newcombe, Emerson y Rosewall quienes ondeaban la bandera del país de las antípodas.
Luego en los 90 llegó Pat Rafter, quien junto a Mark Philippoussis, ocupó un puesto entre los diez primeros del ranking durante varios años llegando a ganar el primero dos US Open. Cuando se iba Rafter llegaba Hewitt quien también se hizo con dos grand slams, uno en Flushing Meadows y otro en Wimbledon. Pero desde que el tenis de Hewitt ha empezado a decaer, Australia ha visto como se ha relegado a un segundo plano en el panorama mundial, con las esperanzas depositadas en Bernard Tomic.

Pero parece ser que Tomic no va a luchar esta batalla él solo. Tras la disputa del Open de Australia de este año los aussies pueden tener motivos para mirar al futuro con optimismo. El título en juniors se lo ha llevado el local Nick Kyrgios derrotando a su compatriota Thanasi Kokkinakis (a quien ya vimos enfrentarse a Verdasco en la Hopman Cup).
Por si esto fuera poco, el dobles junior también se lo ha llevado una pareja australiana formada por Jay Andrijic y Bradley Mousley. Y por si tenían pocas cosas que celebrar nuestros amigos al otro lado del mundo, el título en mixtos también se lo quedaron, triunfando Gajdosova y Ebden.

Advertisements

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here