Kenny de Scheeper, campeón en Pozoblanco

XX Internacionales de Andalucía de Tenis en Pista Rápida Open Diputación Ciudad de Pozoblanco


El gigante francés (2,02 m) venció en tres sets al alicantino Iván Navarro

El francés Kenny de Scheeper se ha proclamado campeón de los XX Internacionales de Andalucía de Tenis en Pista Rápida Open Diputación Ciudad de Pozoblanco, torneo ATP Challenger con 100.000$ en premios que se ha disputado en Pozoblanco (Córdoba), tras vencer en la final al alicantino Iván Navarro por 2-6, 7-5 y 6-3 en una hora y 53 minutos de juego.

El tenista galo, en un partido que fue de menos a más, no sólo ganó su primera final de un torneo ATP Challenger, sino que demostró que esta en disposición de asaltar un Top-100 que ahora ve mucho más cerca.

Si la veteranía es un grado, nunca puede quedar mejor reflejada que el primer set, donde contra todo pronóstico, Iván Navarro barrió de la pista a un rival que parecía casi inabordable con su saque, un servicio que sólo había cedido en dos ocasiones en todo el torneo, ambas en el segundo set ante Mannarino, y que en esta ocasión lastró de tal forma al francés hasta el punto de que perdió toda la confianza y, con ello, la manga. En tan sólo 27 minutos.

Y eso que el inicio todo hacía indicar lo contrario. Como se esperaba, De Scheeper ganó sus dos primeros juegos en blanco, mientras presionaba a un Iván Navarro que tenía que esforzarse para sacar los suyos adelante. Claro que hasta ese momento, el galo jugaba con primeros saques y, a partir de ahí, todo cambió. Con 2-2, erró en varias ocasiones y, como había pasado en la semifinal ante Kravchuk, Iván Navarro no desaprovechó la oportunidad. Jugó más agresivo se fue siempre a la red y cerró el primer ?break? ante un rival que, sea por bisoñez o por nerviosismo, estuvo más errático que de costumbre.

A partir de ahí, sólo hubo un dueño sobre la pista. Navarro, casi perfecto en esta manga, siguió a lo suyo ante un De Scheeper que había perdido toda la confianza, que ya no oponía resistencia al resto y que, para colmo, volvió a ceder con facilidad su servicio. Navarro sentenció con un contundente 6-2.

En la segunda manga, De Scheeper hizo borrón y cuenta nueva. Comenzó como al principio, resolviendo con solvencia con sus saques, claro que también subió su porcentaje de primeros saques del triste 42% con el que había finalizado el primer set a casi un 80%. Y así, era casi imposible frenarle.

Mientras, Navarro, con su rival más centrado de nuevo y tan directo como siempre, volvía a sufrir. Incluso, con 3-2 a favor de De Scheeper, el francés tuvo dos opciones de  break  que el alicantino resolvió sin ponerse nervioso. Especialmente meritoria fue la segunda, ya que llegó después de que le cantaran en contra una bola muy dudosa que en la repetición pareció tocar en la línea por fuera. Sin embargo, ni eso le descompuso. La inexperiencia que había mostrado el galo en el primer set cuando se llegaba a esa situación contrastaba con la veteranía que, en esos momentos clave, reflejaba su rival.

No obstante, la cuesta para el español se había puesto muy dura. Tanta era la solvencia de De Scheeper que, en los seis juegos con su saque, sólo había cedido cuatro puntos. Y así, Navarro sólo podía apelar a resolver también sus servicios y jugársela en el ?tie break?. Pero no pudo llegar a éste. Con 6-5 a favor del francés, a éste le llegó su tercera opción de ruptura, Navarro no acertó con el primer servicio y, con el segundo, De Scheeper se fue a la red y no falló. Siete juegos a cinco para él en 46 minutos y a la tercera manga.

Toda la solvencia que, salvo esos cuatro juegos nefastos de De Scheeper en el primer set, habían mostrado ambos con su servicio se fue al traste con el inicio de la tercera manga. Ahí, entre los nervios y el cansancio, todo se equilibró. Y, en río revuelto, ganó el que estuvo más acertado. Navarro, más seguro al resto, forzó el ?deuce? en los dos primeros servicios de De Scheeper, pero falló donde menos lo esperaba: con su saque. Con 2-1 en contra, cedió un 0-40 que fue imposible de neutralizar.

De Scheeper ponía la directa hacia el título, consolidaba su ?break? (4-1) e, incluso, presionaba aún más a Navarro con 15-30 en su servicio. El alicantino, tirando de veteranía, pero también de arrojo y valentía, sí logró esta vez remontarlo, en especial con dos voleas increíbles. Sin embargo, su rival no le dio esta vez ninguna opción al resto y sentenció con su servicio (6-3)

Advertisements

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here