Kuznetsova, la joven tenista rusa que se creció y se formó como profesional en España

svetlana_kuznetsova.jpg

La jugadora rusa de Fed Cup, Svetlana Kuznetsova, que se mide ante la selección española estos días, reside en Barcelona y se ha formado como tenista en la Academia Sánchez-Casal, donde llegó siendo una joven promesa y ha logrado el éxito deportivo, al situarse entre la élite del tenis femenino mundial.

“Sveta”, como la llaman cariñosamente todas sus amistades, habla perfectamente español, entrena con el coach Stefan Ortega y ha sido formada por Emilio Sanchez Vicario y Sergio Casal, desde que llegara a Barcelona, hace ya más de diez temporadas.

Arancha Sánchez Vicario, fue quién la enseñó casi de la mano a manejarse en el circuito, a cuidar todos los detalles para convertirse en profesional, la formó en todos aquellos valores que son necesarios para una deportista en multitud de torneos tanto en el individual como en la disciplina de dobles.

Casi como un decálogo que cada año los jóvenes aprenden en las pistas de la Academia en Barcelona, como son: Educación, entusiasmo, alto rendimiento, dedicación, respeto, honestidad, lealtad, esfuerzo, éxito y ambición.

Cuando contaba con 14 años la familia de la tenista rusa decidió que era el momento de que viniera a Barcelona y durante su estancia aquí se ha formado como persona, deportista y saboreado el éxito deportivo con triunfos como en el 2004, ganadora en el US OPEN, ganadora de FED CUP y ranking número 4. Aquel año supuso el salto y la consolidación de tantas temporadas de esfuerzo. {mosgoogle right}

Si tu esfuerzas tienes recompensa”, esta es una de las frases preferidas por la tenista rusa.

Tanto Emilio Sanchez como Sergio Casal, junto con Arancha y en los últimos años, Stefan Ortega la guiaron, le aportaron todo lo que un deportista necesita pasa mantenerse y guiarse con garantías en el Alto Rendimiento, gracias a la experiencia acumulada durante sus respectivas etapas como profesionales, tanto en el plano técnico, como en el área de desarrollar mentalmente aquellas situaciones propicias para imponer su patrón de juego.

“Algunos días son realmente duros porque ser profesional del tenis tiene una alta exigencia, pero eso mismo hace que des todo lo mejor de ti, te exijas y trabajes fuerte. Me gusta esa situación en la que uno tiene que darlo todo, probarse a si mismo. Esa motivación me gusta”, afirma Sveta.

“Es muy importante la educación y la formación. Cuando tenía 14 años y vine a España mi familia decidió que tenía que seguir estudiando. Los estudios te ayudan a todo, a memorizar, a tener una mente bien desarrollada y a entender todo lo que sucede a tu alrededor”, añade Sveta.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here