II Masters Tenis Bilbao. Ferrero se lleva la txapela

juan_carlos_ferrero_txapela

Superó  en la final a Almagro por 6-1; 3-6, y 7-6 y se colocó  la ‘txapela’ de campeón

Juan Carlos Ferrero logró la victoria en la final del II Masters Tenis Bilbao al deshacerse de Nicolás Almagro en tres sets (6-1; 3-6; y 7-6). El alicantino relevó en el palmarés del torneo a Fernando Verdasco y se colocó la ‘txapela’ de campeón, en medio de la atronadora ovación que le brindó el público bilbaíno que llenó el pabellón de La Casilla.

La final entre el número 23 y el 26 del mundo comenzó con dominio de Juan Carlos Ferrero, que avisó de sus intenciones y rompió el primer servicio de Nicolás Almagro. El de Onteniente se mostró intratable y sólido en este primer set, a pesar de haber terminado la semifinal en la noche del sábado, ante un adversario que cometía algunos fallos no forzados. Ferrero se impuso por 6-1 en 34 minutos con ‘breaks’ en el primer y quinto juego. Ya en el segundo set, el murciano mejoró y, con rupturas en el quinto y séptimo juego, igualó el partido al imponerse por 6-3 en 35 minutos. Almagro basó su dominio en buenos saques.

La final del II Masters Tenis Bilbao, por tanto, se decidió en un emocionante y decisivo tercer set. Las 5.000 personas que acudieron al pabellón de La Casilla disfrutaron con el juego, y algunas bromas, de los dos tenistas que habían eliminado en semifinales a los cabezas de serie en Bilbao: Tommy Robredo y David Ferrer. Después de bastante igualdad, Ferrero cogió ventaja tras una doble falta de Almagro en el noveno juego. El murciano enmendó su error y el torneo tuvo su desenlace con el suspense del ‘tie break’. Ahí, Ferrero estuvo más acertado, se lo apuntó (7-4) y se hizo con el título del II Masters Tenis Bilbao.

 

“Nico, venga que cuesta ganar”

Durante uno de los tantos del tercer set, un espectador animó a Almagro diciendo: “Venga Nico, que ganar cuesta”, a lo que el murciano respondió: “y por lo que se ve perder también” en clara referencia a la oposición de Ferrero, que acabó muy cansado. Cuando el alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna, le colocó la ‘txapela’ de campeón, Ferrero preguntó al público: “¿Me queda bien? Es que yo no me veo”. El ganador agradeció a todos los presentes el ánimo recibido, felicitó a Almagro y a la organización y deseó volver a Bilbao el año que viene.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here