Open Kiroleta Bakio, Rochette vencedor

Laurent Rochette

Venció en la reanudación de la final al vizcaíno Guillermo Olaso (7-6 (4), 6-7 (7) y 6-4)
Laurent Rochette se ha convertido este mediodía en el nuevo campeón del Open Kiroleta tras vencer a Guillermo Olaso en casi tres horas de maratoniano e igualado partido que tuvo dos capítulos debido a la lluvia.

En el primero, disputado el sábado, el galo se impuso gracias a un ‘tie-break’ que definió la primera manga. En ese set inicial, Olaso tuvo sus opciones. De hecho, el tenista vizcaíno mandó siempre en el marcador y tuvo hasta tres bolas para haber conquistado el set. Sin embargo, Rochette aguantó mejor los nervios y se apuntó el set en la muerte súbita.

En el segundo set, hasta que la lluvia lo permitió, la igualdad siguió como tónica general. Cada uno mantuvo su servicio y apenas dieron opciones de sorprender a su rival. Así se llegó al 4-3, favorable a Olaso, con el que se tuvo que suspender el encuentro. La aparición de la lluvia y la imposibilidad de secar la pista en caso de haber parado –eran las 8 de la tarde y la luz natural cada vez menor-, trasladaron la final al domingo.

Malos augurios
A la hora fijada para la reanudación, las 11 de la mañana, la lluvia volvía a hacer acto de presencia en Bakio. Malos presagios, por tanto, para una jornada que debía ser definitiva para el Open Kiroleta. Afortunadamente, poco después dejó de llover y, tras una gran labor por parte de los miembros de la organización, finalmente se pudo disputar el final del encuentro.

Al filo de las 12 y media los jugadores se presentaban en la pista. Una pista central que no sufrió las consecuencias del aplazamiento, en cuanto a la presencia de público se refiere. Prácticamente en un número similar, en torno a medio millar de espectadores, se dieron cita en el club Kiroleta para ver la gran final.

Rochette y Olaso volvieron a la pista como si no hubieran transcurrido las 15 horas desde su suspensión. Ninguno cedió su saque y el partido se fue de nuevo al ‘tie-break’. El vizcaíno se jugaba seguir vivo en la final, mientras que el francés podía cerrar el encuentro y llevarse la txapela. El miedo se notó y ninguno quiso arriesgar más de lo debido. Hasta tal punto fue la igualdad del ‘tie-break’ que Rochette gozó de una gran ocasión para llevarse el choque. Con 6-5 en la muerte súbita, el francés tuvo una bola de partido que no supo rentabilizar. Olaso se creció y, finalmente, le dio la vuelta al marcador, imponiéndose por 9-7 en el juego e igualando el encuentro a un set.

Set decisivo
Todo el torneo al mejor de un set. Olaso y Rochette se encontraban a esa distancia de alzarse con el trofeo. En el caso del vizcaíno, además, tenía la posibilidad de recuperar el título para el tenis vasco trece años después.
Esa responsabilidad le acabó pasando factura a Olaso. El francés, con servicios superiores a los 200 kilómetros a la hora y unos golpes muy fuertes que le impedían a Olaso llevar la iniciativa, se acabó imponiendo. El inicio de set fue descorazonador para el getxotarra. 4-1 para Rochette y las esperanzas de Olaso, que por un momento se esfumaban. Pero después de un partido tan dramático, el desenlace no podía ser tan sencillo. Olaso sacó fuerzas de flaqueza y, con el tobillo derecho todavía maltrecho por la lesión sufrida hace una semana en Rusia, volvió a voltear el marcador. Su remontada llegó hasta el empate a cuatro juegos, con un ‘break’ incluido.

En ese momento, el francés volvió a reaccionar y, ahora sí, consiguió cerrar el choque. Las esperanzas del tenis vasco se acabaron por esfumar, pero tras casi tres horas de partido entre las dos jornadas, la ovación final tanto para Olaso como para Rochette fue más que merecida.

Advertisements

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here