Tenis juvenil: Formación o victorias

tenis juvenil

DAVID CREUS / MONITOR DE TENIS
Tristemente, ya no me sorprendo en estas fechas sentado delante de mi ordenador y hablando de lo que ocurre en nuestro tenis juvenil.

Hacia algún verano que ya no salia con los niños por las pistas. Este año e vuelto a caer en la maravillosa trampa de acompañarlos en sus partidos y ver sus progresiones.

Dos benjamines, Aleix y Eli, una Alevina Carleta, y dos Cadetes, Víctor y Nil.
Cambios ninguno. Sigue preocupando que las primeras rondas se jueguen para cobro de esos 18€ benjamines y 20€ resto. A partir de aquí empieza la guerra.

Digo guerra, si guerra y paso a concretar. Gente que no comprende que los niños necesitan ayuda, padres acelerados que solo buscan resultados, no aceptando como formación las derrotas. Expresando sin contemplación alguna sus propias decepciones si no llegan esos resultados. Que no dudan en hacer saber al niño. Y lo que es peor, peleas de padres con entrenadores por si una bola fue dentro o fuera.

Podría explicar mil anécdotas al respecto, pero no creo que valga la pena. Yo solo puedo añadir, que tal vez mis niños no fueron los mejores de los torneos que hemos jugado, pues tenemos claro que lo que hemos hecho es seguir mejorando. Aunque viendo a mis niños jugar y como lo hacían, me siento orgulloso de haber terminado esta cuarta semana sin discusión alguna, y con muchas sonrisas.

Ellos han sido ganadores de algo que tal vez pase desapercibido; incluso para los padres. Que por ellos, los enanos pasare a relatar con cuatro líneas.

Los benjamines (8 añitos) se han incorporado a la selva del tenis, han comprendió lo que nos gusta y lo que no, nos gusta de este deporte jugando sus primeros partidos, donde la red por su altura es un obstáculo en ocasiones insalvable.

En General, todos han aprendido a respetar al rival aunque no te respete, han aprendido a hacer piña entre ellos. Que siendo buena gente, se hacen amigos de otros clubes, han aprendido que este deporte en ocasiones es injusto, han llorado, reído, y sobretodo porque en nuestra escuela “Estamos Locos” así lo intentamos, que se diviertan.

Y para que nadie se pudiera confundir, han sufrido entrenando, han jugando, ganado, perdido, pero nunca y dijo nunca, una victoria se ha tratado de diferente manera que una derrota. Al contrario, nuestros alumnos cuando pierden, miramos no salgan nunca solos de la pista.
Pues hemos visto como algunos descerebrados, ante esas derrotas, lo que hacían con esos enanos, es delante del personal del club, hacerle pasar una vergüenza que no merecen. Y SI ALGUIEN CONOCE ALGUN NIÑO QUE NO DESEE GANAR, que me lo presenten.

El problema es cuando, padres (que no son todos), faltaría mas, o entrenadores ( Que no son todos tampoco), son los que buscan esos resultados. Unos para cubrir sus pretensiones o destinos de sus hijos que ya tienen marcados, y los otros porque esos resultados están convencidos les da mas cache a sus escuelas.

ENTRE TODOS VENDEMOS LA MOTO. Luego resulta que esa moto, cuando llega la realidad, no arranca.

Y por favor no digan tan a menudo esa frase tan temida por mí de: YO SOLO DESEO QUE MI HIJO SE DIVIERTA, si la dicen, seria de agradecer se la creyeran. Porque sin darse cuenta en los partidos de sus hijos, esa frase se ve o no se ve, y en la mayoría de casos y lo dijo con pena, NO SE VE.

Espero no se ofenda nadie con mis palabras, si lo he hecho no puedo pedirles disculpas, pues eso significa que mucho me temo, que son de aquellos que dicen. YO SOLO DESEO QUE MI HIJO SE DIVIERTA. Y me temo no es del todo cierto.

Y como ustedes pueden escoger la educación de sus hijos, solo faltaría, mi escuela no será un buen lugar para sus hijos.
Con nosotros solo encontraran que al niño, tratamos de guiarlo según las necesidades de la edad y su tenis. El tiempo dirá si un niño debe ser niño y puede jugar al tenis, o si un niño debemos convertirlo prematuramente en tenista, olvidando que es niño.

Mucho me temo que llega tarde este escrito para muchos enanos, y sin ser pitoniso de nada, solo utilizando mi experiencia, auguro que muchos de esos tenistas niños, abandonaran prematuramente un deporte que podrían jugar hasta que el tiempo aguantara.

Hoy una mama ha salido horrorizada, un partido de chiquitas no se ha podido terminar por la pelea de padre con entrenador de la otra jugadora. Y mis niños pensando que aquello era divertido. A los niños se les puede comprender, pero ¿y a los padres y entrenadores que se olvidan que existen niños a su alrededor?

Contesten ustedes mismos y decidan si tienen niños deportistas como desean sean.

Me despido de este escrito con una sonrisa triste por ver que pasan los años y todo sigue igual.

Me pregunto si nuestros responsables de este deporte comprenden que los verdaderos programas de formación están en la base.
Y que tal vez cuando se den cuenta será demasiado tarde. Hasta la fecha se valora el resultado para evaluar las cualidades de un niño, o tal vez las cualidades se valoran cuando existe el resultado, díganlo como quieran.

Y me reitero hoy 25 de julio de 2012, a nuestro tenis le vienen garrotazos importantes. Nadal es un magnifico deportista, es un magnifico reclamo para escuelas, es un magnifico acompañante para la foto. Pero Nadal solo existe uno. El Tenis es mucho mas que Nadal, y parece ser que solo el y su equipo técnico, comprenden esto.

Los que podrían hacer mas, están tristemente por la foto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here