Pablo Carreño gana el ATP Challenger Open Castilla y León Villa de El Espinar

Pablo Carreño gana el ATP Challenger El Espinar 2013

El pupilo de Javier Duarte derrotó al gran sacador francés Olivetti por 6/4 y 7/6 (2); con esta victoria el asturiano ya está entre los 100 mejores del mundo

Diez años después del triunfo de Rafa Nadal (también del debut de Andy Murray en El Espinar) en el ATP Challenger segoviano, se ha producido la undécima victoria española (octava desde que es ATP Challenger) en el Open Castilla y León Villa de El Espinar.

El asturiano Pablo Carreño hizo valer su condición de cabeza de serie número 1 del torneo para adjudicarse un brillante triunfo ante el francés Albano Olivetti (también subcampeón en 2012), por 6/4 y 7/6 (2).

Carreño rompía varios maleficios con esta actuación: lograba un triunfo español después de dos años de sequía en esta pista; era el primer cabeza de serie que luchaba por el título en las tres últimas ediciones; y ganaba un tie-break sobre el tennislife espinariego a Olivetti, precisamente el que le daba el título, los 6.150 euros de premio y los 90 puntos ATP que lo sitúan más arriba del puesto número 100 del mundo, su objetivo inicial para esta temporada.

Pablo hizo un buen primer set, dando buena muestra de su gran capacidad de restador, imprescindible para encarar al potente sacador francés -siempre entre los 200 y 230 km/h.- y acabó rompiendo el servicio de Albano en el décimo juego, para cerrar la manga por 6/4 y comenzar sirviendo en el segundo set.

El segundo parcial llegó a estar 3/1, tras romper un nuevo saque del francés que, sin embargo, igualó a 3. Carreño se puso 6/5, Olivetti sacó para forzar el tie-break pero, esta vez, el decisivo desempate iba a ser para el restador. Pablo encarriló pronto y bien y se fue rápido al 5/2 para acabar rematando la faena con un claro 7/2.

El público que, prácticamente, abarrotaba las 2.000 localidades de asiento ovacionó a los dos jugadores, aunque la pasión se desbordó cuando Carreño dio una vuelta de honor aplaudiendo a la grada.

Las autoridades, con el director general de Deportes de Castilla y León, Alfonso Lahuerta; y el alcalde de El Espinar, Francisco Eloy Jorge, presidieron la ceremonia de premios, donde se entregaron los característicos y exclusivos trofeos de cristal de la Real Fábrica de Cristales de La Granja; así como sendos relojes italianos Sen.

En la ceremonia de entrega de trofeos Carreño manifestaba: “En primer lugar quiero felicitar a Olivetti por el gran torque ha hecho. Creo que hoy he restado muy bien. Sabía que tenía que mantener mi servicio y, además, restar muy bien ante un jugador con un saque tan bueno y decisivo como el de Olivetti. Lo del público ha sido increíble, se ponía la carne de gallina por el apoyo que me han dado cada día y, en especial, hoy. Quiero agradecer a la dirección del torneo y a toda la organización el excelente trato que nos han dado a los jugadores en todo momento. Para mí es muy importante haber ganado un torneo como el de El Espinar, con tanta historia y que, ojalá, continúe así por muchos años. Con este resultado ya estoy entre los 100 del ranking, que era el objetivo para esta temporada y, a partir de ahora, a procurar seguir subiendo en el ranking. Sobre qué me gustaría ser dentro de diez años (en comparación a que hace una década Nadal ganó aquí), queda mucho, deseo que me respeten las lesiones para seguir mi carrera. Ahora, después de que lo celebre con mi familia, equipo y amigos, que han venido a Segovia; me tomo un descanso de competición; o sea, entrenar, entrenar y entrenar”.

Carreño vivió una ceremonia de premios muy especial tras su victoria en El Espinar

Ceremonia entrega de premios ATP Challenger El Espinar
Presidieron el acto en pista el alcalde de El Espinar, Francisco Eloy Jorge; el director general de Deportes de Castilla y León, Alfonso Lahuerta; el presidente de la Diputación Provincial de Segovia, Francisco Javier Vázquez; el presidente de la Federación de Tenis de Castilla y León, Manuel Antón; la directora del ATP Challenger y el presidente de honor del torneo, Virginia Ruano y Pedro Muñoz, respectivamente.

Olivetti recibió, de manos de Jorge y Muñoz, el tradicional plato de cristal de La Granja y un reloj italiano Sen Watch ofrecido por DecoaSports, como subcampeón.

Carreño, por su parte, logró como campeón el preciado jarrón de cristal labrado y otro reloj Sen Watch, que le entregaron Lahuerta y Ruano.

Ambos jugadores escucharon el himno español para, después, coger el micrófono y dirigirse a todos los presentes.

La tradicional foto de finalistas y autoridades, a la que se incorporaron las damas de honor de El Espinar y San Rafael, fue el principio del fin de la ceremonia que, realmente, concluyó con Pablo escanciando un culín de sidra asturiana y brindando con las cerca de dos mil personas que aún poblaban las gradas de la pista central de El Espinar.

El reconocimiento al campeón fue tal, que para recorrer la distancia habida entre la pista y el set de las ruedas de prensa (unos 35 metros), Pablo tardó 38 minutos, entre felicitaciones, fotos y firmas de autógrafos.

Advertisements

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here