Andrés Artuñedo gana la final del Open Cruzcampo

Andrés Artuñedo campeón del Open Cruzcampo

El tenista castellonense Andrés Artuñedo se proclamó vencedor de la vigesimocuarta edición del Open Cruzcampo Ciudad de Palma del Río, tras imponerse a Arthur Rindernech. Ambos tenistas ofrecieron un buen espectáculo, propio de una final, con puntos muy disputados y cargados de intensidad.

El ambiente de final se apoderó de la pista central del Polideportivo Municipal de El Pandero donde, como en ocasiones anteriores, el público arropó a los dos deportistas. Por primera vez, debido al nuevo calendario, el último partido del torneo se disputaba en domingo, una novedad que no repercutió en las grabas, llenas de amantes de esta disciplina.

Antes de las 22:00 horas, los tenistas saltaron a la pista con el rostro de concentración típico de una cita tan importante como es un Future 25.000 +H. A un lado de la red, Andrés Artuñedo, un joven de 25 años que  llegó al Open como sexto cabeza de serie. A lo largo del torneo fue dejando atrás nombres como  el ucraniano Oleg Khotkov a quien ganó por 6-4 y 6-1 en los dieciseisavos. El siguiente rival al que venció fue el francés Albano Olivetti, con un 6-4 en ambos sets; ya en cuartos, Artunñedo se midió ante el número dos del abierto, el francés Kevin King, al que eliminó por 6-2 en los dos sets. En la semifinal, plantó cara al cuarto cabeza de serie, Tom Jomby, gracias a un 6-4 y 7-5 que le dio el pase a la final. Unos números que avalaron su solidez a medida que avanzó el abierto.

Frente al español,  Arthur Rindernech, un francés de 23 años  y cabeza de serie número tres. Su primer encuentro fue ante su compatriota Jaime Floyd Angele al que venció con un 7-5 y 6-4. En la siguiente ronda de octavos, logró imponerse a Alberto Barroso gracia a un 3-6,6-4 y 6-2 en el marcador; mientras que en cuartos ganó por 6-3 y 7-6 a Ricardo Ojeda. Ya en semifinales, dominó el partido ante el sudafricano Ruan Roelofse y se metió en la final al ganar por 6-2 y 6-3. Un jugador que fue escalando en el cuadro con solvencia y dominio ante sus rivales.

El primer juego fue un presagio de lo ocurriría durante el resto del choque: una reñidísima disputa por lograr el trofeo. Una igualdad de las dos raquetas que se plasmó en un marcador sin apenas diferencia donde los profesionales estuvieron metidos en todo momento en el partido. Esa similitud se resolvió en el tie break, algunos errores o falta de precisión de Artuñedo provocaron la diferencia y el galo se llevó el primer set. En cambio, la contundencia en el saque y varias dejadas por parte del español sirvieron para dar un giro a la final, incluso en dos ocasiones rompió el servicio a Rindernech. En el marcador, un 6-1 provocó que Artuñedo siguiese con vida. El tercer set comenzó con la misma tónica de todo el encuentro hasta que, de nuevo, el castellonense rompió el servicio al galo. Éste fue el punto de inflexión para que el resultado final reflejase un 6-4 y diese el título de vencedor al hispano después de dominar con saques directos, pelotas ajustadas a la red y mucha garra en la disputa de cada punto.

Artuñedo añade así su nombre al cuadro de honor del abierto; desde la victoria de Gerard Granollers en 2013 no ganaba un español.  Con este triunfo, el nuevo campeón suma 20 puntos al ranking ATP y se lleva una dotación económica de 3.600 dólares. Ahora, el Open Cruzcampo pone rumbo a la conmemoración de su veinticinco aniversario que se celebrará en la próxima edición de 2020.