Carla Suárez pone fin a la temporada 2015

Carla Suárez

La grancanaria termina un curso lleno de exigencia y méritos deportivos
Carla Suárez: “En 2015 he conocido las dos caras de la moneda” 

Carla Suárez dio por terminada su temporada de competición oficial en 2015 al ser derrotada (6-7(4) 6-1 6-3) por la ucraniana Elina Svitolina, número 20 del ranking WTA, en la fase de grupos del WTA Elite Trophy de Zhuhai. La grancanaria concluye así un exigente curso en el que ha disputado más de 100 encuentros y donde ha logrado registrar el mejor ranking de su trayectoria profesional tanto a nivel individual (8) como en modalidad de dobles (11). Una campaña de crecimiento personal, deportivo y también de momentos complicados que, con 27 años, sirve para endurecer su figura entre la élite del tenis femenino.

Ha sido un año con altibajos. Tuve una primera mitad de temporada muy buena con tres finales (Amberes -primer final en indoor- Miami y Roma)” reconoce la canaria sobre un arranque de curso donde llegó a convivir durante meses entre las cinco mejores tenistas del año. “Y un segundo tramo no tan bueno con varias primeras rondas perdidas de forma consecutiva. Todo son experiencias. Poder haber estado dentro de las 10 primeras durante varios meses me ha servido para saber que puedo estar entre las mejores y me servirá a nivel de confianza para el próximo año en mi tenis. Fue un sueño de niña hecho realidad”.

La grancanaria, que ha dependido de sí misma para ocupar el top10 WTA de singles hasta la última semana del año, cierra la temporada más alto que nunca. En el cénit de su carrera, empleando esfuerzos tanto en individual como en dobles, Suárez termina por primera vez el curso entre las 15 primeras en ambas modalidades. Un mérito de gran valor tan sólo firmado por dos jugadoras en todo el mundo. “Lo más importante de esta temporada es el hecho de haber podido experimentar las dos caras de la moneda” afirma Carla. “Valoro mucho haber estado arriba y es algo que me ayuda a seguir creyendo en mí. Sobre todo, he podido aprender que la regularidad y la mentalidad fuerte es la clave para este deporte”.

En el zurrón de 2015 quedan, además, algunos de los pasajes más brillantes jamás escritos por la canaria. Las mayores finales a nivel individual en su carrera, las alcanzadas en los históricos torneos de Miami y Roma, como méritos que sirvieron para convertirse en la tercera jugadora en la historia de España capaz de tocar el top10 en modalidad individual o alcanzar el torneo de maestras en calidad de jugadora suplente, algo inédito en su trayectoria. “Habiendo grandes logros, también ha habido algunas cosas que quedaron pendientes” reconoce con sinceridad y ambición la española. “No he podido ganar un título, que era uno de los objetivos de este año; no he podido terminar entre las 10 primeras, que era otra de mis metas”.

Ha sido un año positivo en dobles” incide Carla. En la especialidad por parejas, junto a los dos títulos levantados junto a Garbiñe Muguruza en Birmingham y Tokio, el botín más amplio jamás cosechado en una sola temporada, queda el mayor logro de su carrera profesional: haber peleado en Singapur, mano a mano con la caraqueña, por levantar el título en las WTA Finals.

En definitiva, resumidos los méritos, una campaña que sirve para observar su crecimiento personal y competitivo. Con diversas virtudes probadas en pista como su combatividad, terminando la temporada como la tenista con más partidos ganados en tres mangas (19); o su fe creciente ante la élite, figurando como la segunda jugadora del curso con más triunfos ante tenistas top10 (9) y top5 (4), toda una muestra de valentía ante el orden establecido. “He dado un paso adelante en agresividad” subraya. “He podido seguir ganándome el respeto de mis rivales un año más. He podido jugar un año entero sin lesiones. Todo esto me servirá para poder aprender de cara al año que viene a rendir en los Grand Slams”.

Ahora, una vez cerrado su compromiso deportivo en Zhuhai y con ello la temporada de competición 2015, Suárez regresará durante este fin de semana a España para comenzar un necesario periodo de descanso y recuperación. Así, y con los valores del trabajo duro diario, el orden profesional y la ambición personal como guía, la grancanaria realizará su pretemporada en Barcelona durante el invierno para abordar con las mayores garantías e ilusiones y aspirando a lo máximo en el curso 2016.

Advertisements

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here