Los mejores consejos mentales para mejorar tu tenis

En este artículo os vamos a mostrar 17 consejos mentales que pueden serviros de ayuda para mejorar en vuestro juego y a competir mejor.

Aquí está el resumen y una análisis del porque estos simples consejos son tan efectivos.

1. Jugar punto por punto sin pensar en el marcador.


Uno de los principales problemas que se tienen durante la competencia es la pérdida de enfoque. Es muy fácil dejar divagar la mente y dejarnos presionar por el marcador.
Idealmente, un buen jugador debe de jugar todos los puntos a su máximo nivel mental y en un estado óptimo de rendimiento. El darle demasiada importancia a un punto por enfocarnos en el marcador hace que nuestro nivel de ansiedad se salga de balance y nos obligue a cometer errores.

2. Enfocarse solamente en ver la bola

No perder un punto por no ver la bola. Creo que no existe jugador de tenis que no haya oído esta instrucción en repetidas ocasiones. Sin embargo inclusive a niveles de alto rendimiento el no enfocarse en la bola durante el punto hasta el momento de contacto sigue siendo la mayor causa de errores en un partido. Especialmente cuando la presión aumenta. Lo primero que hace un jugador es dejar de ver la pelota enfocándose en el blanco o en el jugador contrario.

3. No pensar en nada, no analizar.

Este es el claro ejemplo donde menos es más. Muchas veces pensamos que el usar la cabeza en la cancha y estar pensando constantemente es la manera de rendir mejor. La realidad es que la tendencia de la mayoría de los jugadores es sobre analizar. En el tenis una vez que empieza el punto se juega por instinto con base a sus habilidades automatizadas. No se tiene tiempo de pensar como se le va a pegar a la pelota o a donde se va a tirar. El jugador debe de reconocer la situación y reaccionar.

4. Disfrutar el partido celebrando los puntos que se ganan y olvidar los que se pierden.

Es imposible disfrutar de lo que hacemos si nos estamos enfocando principalmente en lo que no nos funciona. Desgraciadamente demasiados tenistas usan esta estrategia durante el juego. Cuando pierden el punto se enojan y se critican pero cuando ganan los puntos, no le dan importancia como si fuera lo normal. Con este esquema mental toda la energía está enfocada a lo negativo y el rendimiento deja de ser óptimo. Para competir a nuestro máximo nivel es indispensable hacer de la experiencia competitiva algo muy positivo y sólo revirtiendo este esquema lo podemos lograr.

5. Enfocarse perfectamente en el punto de contacto.

Esta estrategia es otra manera de asegurarnos de estar manteniendo la mirada en la bola durante todo el punto, especialmente durante el momento más importante que es el punto de contacto. Muchos jugadores realmente si están enfocados en la pelota durante el punto, pero justo antes del momento de contacto alzan la vista hacia donde piensan colocar el tiro o hacia el contrario para ver a donde se mueve. Este movimiento de la cabeza hace que no logren contactar la pelota en el lugar ideal y por lo tanto fallen el tiro. El trayecto más crítico para enfocarse en la bola es después del bote hasta el contacto. El enfocarse en la pelota durante este periodo de tiempo asegura un punto de contacto óptimo.

6. Tratar de ganar series de 3 puntos consecutivos.

A muchos jugadores les cuesta trabajo mantener la concentración y la intensidad durante todo un partido. Idealmente un jugador debería de poder estar al 100% en todos los puntos, pero esto es muy difícil.

Una manera muy efectiva de mantener el enfoque durante más tiempo, es tratando de ganar series consecutivas de puntos. Esto es equivalente a ponerse pequeñas metas de concentración. No es lo mismo pensar en tener que concentrarse por dos horas que pensar en concentrarse por muchos periodos de tres puntos.

7. Hablarse en voz alta positivamente.

Uno de los prerrequisitos para jugar nuestro mejor tenis es mantenernos positivos durante todo el partido. En la mente sólo podemos tener una idea a la vez y si nuestra tendencia es enfocarnos en lo negativo que pasa, nuestros pensamientos no nos están siendo útiles para lograr nuestros objetivos. Al verbalizar nuestros pensamientos vamos a estar mucho más conscientes de lo que estamos pensando y vamos a poder controlar nuestras ideas mucho mejor.

8. Apretar y relajar la mano alrededor del puño de la raqueta para liberar tensión.

Para jugar nuestro mejor tenis tenemos que aprender a usar nuestro cuerpo eficientemente. Todo movimiento requiere el uso de algunos músculos específicos.
Al jugar con exceso de tensión estamos involucrando músculos que realmente no contribuyen en el movimiento provocando que el movimiento o swing sea menos eficiente. Los buenos jugadores aprenden a usar sólo los músculos necesarios con el nivel de activación óptimo y a relajar todos los demás músculos que pueden interferir con el swing.
El principal problema en este campo es realmente el exceso de tensión y en muchos casos los jugadores no son capaces de identificarlo. Por eso, el tensar y relajar los músculos es una manera de ayudarlos a identificar el exceso de tensión para poder relajarse.

9. Concentrarse en el círculo del movimiento.

El círculo del movimiento es un término que usamos para describir todos los movimientos de pies necesarios para lograr un punto de contacto ideal. El círculo del movimiento empieza con el jugador estando en la punta de los pies, seguido por un pequeño salto o split step en el momento que el contrario hace contacto con la pelota. Al caer del salto el jugador gira sus hombros y se ajusta a la pelota para ejecutar su golpe. Finalmente, el jugador usa algunos pasos laterales para regresar hacia el centro y el proceso se vuelve a repetir para el siguiente tiro. Este patrón de movimiento es una parte esencial del tenis y debe de automatizarse para lograr un buen rendimiento.

10. Pensar en acelerar cuando las pelotas se están saliendo.

Durante un partido importante la tensión muscular nos pone duros y tendemos a empujar la pelota en lugar de ejecutar un swing relajado. Este swing forzado hace que la velocidad de la cabeza de la raqueta disminuya y por ende la cantidad de efecto en la bola. Por tal motivo, la solución en estos casos es enfocarse en acelerar más la cabeza de la raqueta para desarrollar más efecto, logrando que la pelota descienda más rápido Esto obviamente desafía un poco la lógica, ya que pensar en pegarle más a una pelota que estamos sacando, no tiene mucho sentido, pero la causa por la que la pelota se está saliendo no es realmente el exceso de fuerza, sino la falta de rotación.

11. No dudar.

Una vez iniciado el punto el juego del tenis tiene que ser automático, la rapidez de la pelota no nos da la oportunidad de pensar y analizar entre golpe y golpe. Las decisiones tácticas deben ser tomadas de manera global antes de comenzar el punto y durante el punto el tipo de tiro y la dirección deberán estar basados en los patrones individuales básicos de juego desarrollados por cada jugador. Sobre todo en situaciones de presión los jugadores tienden a cambiar de decisión por enfocarse en el contrario. Un ejemplo claro es el tiro de pase. ¿Cuántas veces no se falla este tiro por cambiar de opinión en el último instante al ver al contrario moverse?. En el tenis, el que duda pierde.

12. Para romper la tensión, salirse mentalmente del partido.

Durante un partido importante, cuando nos enfrentamos a una situación difícil que no sabemos si vamos a poder resolverla, empezamos a preocuparnos y a incrementar nuestro nivel de tensión. Muchas veces el grado de preocupación es tal que no podemos controlar nuestros pensamientos y nuestra ansiedad nos lleva a sentimientos de desesperación. En estas situaciones, por más que tratamos de calmarnos, no lo podemos lograr mientras sigamos enfocados en el partido. Por lo tanto, la única manera de salir de este estado es pensar en algo totalmente ajeno al partido para relajarnos y volver mentalmente al encuentro ya mucho más relajados.

13. Controlar la vista para no distraerse.

Muchos jugadores tienen problemas para mantener la concentración durante todo un partido, distrayéndose muy fácilmente. Este tipo de jugadores necesita limitar los estímulos irrelevantes para poder mantener su atención en el partido. Por esta razón una buena estrategia para ellos es mantener la vista dentro de la cancha de tenis. En el tenis profesional se puede observar muchas veces a los jugadores examinando las cuerdas de su raqueta entre los puntos. Esto no es más que una herramienta para mantenerse enfocados.

14. Correr a todas las bolas y enfocarse en el punto de contacto.

Este consejo incluye dos aspectos fundamentales para tener éxito en el tenis, mantener un alto grado de intensidad y mantener la concentración en la pelota. El tenis es un juego de movimiento, siendo la principal estrategia el incomodar al contrario tirándole la pelota lejos de donde se encuentra. Por lo tanto, el pensar en correr a todas las pelotas debe ser una de nuestras estrategias fundamentales. Por otro lado, la esencia del tenis es controlar una pelota en movimiento lanzada por el contrincante. O sea, que todo movimiento de cuerpo debe hacerse en relación a la pelota. El enfocarnos en el punto de contacto nos obliga a no perder de vista la pelota hasta que deje nuestra raqueta, asegurando un punto de contacto ideal.

15. Entender que sólo es un juego y disfrutar el partido.

Muchas veces los jugadores de tenis toman demasiado en serio los partidos y juegan bajo demasiada presión. En ocasiones inclusive las experiencias más emotivas para estas personas se viven en la cancha. Aunque la esencia del tenis es competir y tratar de ganarle a un contrincante, muchas veces el poner las cosas en perspectiva y recordar que realmente es sólo un juego y que lo peor que puede pasar es que se pierda un partido, nos permite jugar más relajados con un mejor rendimiento.

16. Pensar en tomar la bola subiendo para mejorar nuestra intensidad.

Para jugar tenis a un buen nivel hay que moverse y mantener un buen nivel de intensidad en la cancha. El nerviosismo y la desconfianza muchas veces nos llevan a jugar tentativamente y con poca intensidad. Al ponernos como objetivo el pegarle a todas las pelotas cuando van subiendo nos obliga a estar más atentos y a movernos mucho más, aparte de ser una excelente estrategia general del juego.

17. Enfocarse en el trabajo físico para evitar lesiones.

Para disfrutar del tenis es indispensable estar al 100% físicamente. El tenis es un deporte muy exigente y difícil de jugar. El esfuerzo que requiere es grande y un jugador que no se mantenga en un buen estado físico va a lastimarse tarde o temprano. Cualquier jugador que quiera disfrutar de este deporte debe tener un plan de acondicionamiento físico aparte del tenis y no sólo usar el tenis como tal. Dependiendo del nivel del jugador el plan físico va a variar, pero tendrá que incluir rutinas de entrenamiento aeróbico, anaeróbico, fuerza, agilidad y flexibilidad.