El hombre cansado

Andy Murray

ADRIÁN BLANCO – MADRID
Parece un guardia de tráfico con la camiseta amarilla que se ha enfundado. Andy Murray no consigue evaporar la pesadumbre que arrastra. Dirige el juego unas veces centrado, otras parsimonioso. No tiene silbato para disipar la bruma del cansancio que arrastra. Con la misma desidia le observa desde un monitor de la sala de prensa el que fue su entrenador, Álex Corretja. Si falla, vistazo al móvil, si acierta, también. Con el 3-0 a favor de Santiago Giraldo desaparece. Quien sabe si a seguirlo en un lugar más tranquilo o a dedicarse a otros menesteres en vista del mal juego del que fue su pupilo.

La sensación en pista es similar. Giraldo, un jugador espigado, correcto y mucho más despierto, está excelso. Mueve a Murray que se arrastra aburrido a la siguiente bola. Llega, pero abusa de globos. Y su rival vuelve a percutir. Así llega el final del primer set, 6-3. El guión es el mismo en la segunda manga. El calor aprieta y Murray sigue sin encontrarse. Giraldo crece en la pista y se hace con el partido con un juego vistoso y fresco.

Quizá fuese el sol lo que aletargó al escocés. A quien no le inmuta el calor soportado hoy en la Caja Mágica ni el rival que tenga frente a él es a Rafael Nadal. Sin efectuar, su mejor juego, sobre todo en la segunda manga, sigue adelante con el objetivo de ofrecer mejores sensaciones y hacerse de nuevo con la corona en Madrid.

Otro español, David Ferrer, que cerró la jornada de noche se postula como su principal rival en el torneo. Como Nadal, no ha estado al nivel esperado en los primeros partidos sobre el polvo de ladrillo pero ante las ausencias y las sorpresas que se han producido en la Caja Mágica son los dos favoritos para el público. Ferrer, sólido y en un partido trabajado consigue deshacerse de John Isner, un rival con trampa y que en tierra batida, y a pesar de ser un tenista de superficies rápidas, ha cuajado buenas actuaciones.

Por otro lado, Ernests Gulbis sigue con su buen hacer en esta edición del torneo al vencer de nuevo en dos sets a Marin Cilic. Parece que la continuidad, de momento, le acompaña. El español Roberto Bautista, por su parte, hizo lo propio ante Lukas Kubot que puso la garra y los golpes ganadores pero que pereció por la gran cantidad de errores no forzados que cometió.

El que no ha tenido que batirse ante el sol que caía sobre la tierra batida de Madrid ha sido Feliciano López. El toledano ha avanzado a cuartos de final debido a que una de las sorpresas del torneo como es Dominic Thiem ha renunciado a jugar el partido por una indisposición. No pudo ser para el austriaco, pero ya ha sentado precedente para que el público le tenga en cuenta cuando le vea en el cuadro.

En el cuadro femenino, Serena Williams eliminó a la española Carla Suárez. Na Li y Agnieszka Radwanska avanzaron también a la siguiente ronda. De momento, el torneo femenino cuenta con un buen número de tenistas aspirantes al título. Queda lo mejor, comienzan los cuartos de final.

Fotografía: Aitor Salvador Díaz

Advertisements

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here