Actitud Mental en el Tenis

Si el mejor entrenador de tenis no conociera a los diez mejores tenistas del mundo y los viera pelotear en un entrenamiento, no podría distinguir entre el primero y el décimo, ya que no los diferencia su capacidad de juego sino su mentalidad en los torneos.

Un ejemplo muy claro de presión interior lo constituyen las sobreexigencias (un superyó -padre interno- muy crítico y poco protector) Como es el caso de un tenista o un golfista que dejan de jugar durante un tiempo y al retomar el deporte juegan mejor contrariando la razonable idea de que si se practica más seguido sube el nivel y baja si se hace una interrupción prolongada.

¿Qué sucede? Una interpretación es que al volver, el jugador no tiene tantas expectativas ni exigencias sobre sí mismo, entonces se perdona más, es más tolerante y juega mejor que cuando se criticaba insistentemente.

(c) Gustavo Maure – El Rival Interior

Advertisements

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here