Benjamín Bonzi, campeón del XXXV Open Castilla y León Villa de El Espinar

Benjamín Bonzi ganó a Tim Van Rijthoven una batalla de cañoneros en la final de El Espinar

Benjamín Bonzi, campeón del XXXV Open Castilla y León Villa de El Espinar
Fotos: Pedro L. Merino / Alberto Simón

El tenis francés renovó su tradición triunfal en el Open Castilla y León-Villa de El Espinar con el triunfo de Benjamín Bonzi sobre el tenista de los Países Bajos Tim Van Rijthoven por 7-6 (10), 3-6 y 6-4 en la final de la XXXV edición del Challenger ATP segoviano, el torneo de más categoría del tenis español tras los eventos ATP y WTA. Francia logra así su décimo título en las pistas segovianas y segundo en las tres últimas ediciones, mientras que Bonzi consigue de este modo entrar en el ‘top 100’ ATP por primera vez en su carrera, al igual que lo hizo Pablo Carreño, el tenista de moda en el tenis español, cuando, hace ocho años, ganó este torneo.

El encuentro del tenista francés y el de los Países Bajos ‘aprovechó’ perfectamente las condiciones sobre las que se juega el torneo segoviano: Pista dura y altitud. El servicio y la velocidad de bola fueron la nota predominante del partido, con escasos intercambios en los que, en general, Benjamín Bonzi llevó la mejor parte. El tenista holandés, que sirvió de forma tan contundente como llevaba haciendo todo el torneo, tuvo muy cerca la primera manga: un 6-1 en un tie-break al que se llegó tras una exhibición de servicio entre ambos jugadores. Bonzi, que a lo largo del torneo había solventado ya varias situaciones complicadas, acabó llevándose la manga tras salvar siete bolas de break, cinco de ellas consecutivas.

No se vino abajo Van Rijthoven, que a sus 24 años jugaba su primera final Challenger, y siguió desarrollando su plan de partido. Un ‘break’ le dio la segunda manga, pero al final el set perdido acabó pesando: la única ocasión en la que cedió el servicio le costó el partido después de 139 minutos de juego.

Benjamín Bonzi, de 25 años, conquista de este modo su tercer título Challenger ATP, todos ellos logrados esta temporada. Antes se impuso en Ostrava y Potchesfroom. Previamente jugó finales en Estambul (2021), Bangalore (2020) y Drummondville (2018). El campeón se reconoció “muy feliz por ganar este torneo. Es muy importante para mí, porque gracias a él voy a entrar en el ‘Top 100’ ATP”.

Final, pues, digno de la historia de un torneo que volvió al calendario tras uno de ausencia a causa de la pandemia del coronavirus. El Covid se llevó al presidente de honor y fundador del torneo, Pedro Muñoz Asenjo, fallecido el pasado mes de enero. Este es el primer torneo celebrado tras su ausencia. La directora, Virginia Ruano, se declaró “muy optimista ante la edición de 2022. El torneo volverá más fuerte que nunca”.

Un Ace / Un Arbol

La iniciativa solidaria puesta en marcha por el Banco Santander y el Open Castilla y León Villa de El Espinar concluyó con 312 aces que se materializarán en 312 árboles que serán plantados durante los próximos meses. En la final, se añadieron 19 árboles más gracias a los 19 aces realizados por los dos tenistas en liza.

Artículo anteriorBenjamin Bonzi y Tim Van Rijthoven disputarán la final del Open Castilla y León Villa de El Espinar
Artículo siguienteYa a la venta entradas para el BBVA Open Internacional Valencia