Benjamin Bonzi y Tim Van Rijthoven disputarán la final del Open Castilla y León Villa de El Espinar

La pareja norteamericana Galloway y Lawson, campeones de Dobles del Open Castilla y León-Villa de El Espinar

Benjamin Bonzi y Tim Van Rijthoven, final del Open Castilla y León Villa de El Espinar
Foto: Pedro L. Merino / Alberto Simón

Benjamin Bonzi, que empezó el Open Castilla y León Villa de El Espinar en el Top 111 del ranking ATP, y el holandés Tim Van Rijthoven, Top 290, disputarán la final del XXXV Open Castilla y León Villa de El Espinar.

Bonzi derrotó en las semifinales a la gran revelación del Torneo, el estadounidense de origen español y afincado en Madrid Nicolás Moreno de Alborán, jugador que entró en la fase previa gracias a una invitación de la organización y que ha firmado un gran campeonato.

Bonzi ganó el primer set 6-3, perdió el segundo 4-6 y remató en el tercero por 6-2. El jugador de Nimes quiere continuar con la gran tradición del tenis francés en El Espinar. El tenis galo ha firmado un total de nueve títulos.

Por su parte, Van Rijthoven, que encaró El Espinar en el top 290 del ATP Tour, derrotó a Hugo Grenier, verdugo de Feliciano López en cuartos de final, por 7-6 y 6-2. De ganar, sería el primer campeón de los Países Bajos, aunque en el historial del Open Castilla y León Villa de El Espinar figura un holandés, Jan Siemerink, que disputó la final en el año 2000 y perdió ante Sergi Bruguera.

Es la primera final de un ATP Challenger para el tenista holandés.

La jornada en el Complejo Municipal de Tenis Pedro Muñoz estuvo marcada por el frío y la lluvia, un clima más propio del otoño que el último día de julio., lo que condicionó el desarrollo del programa, obligando a retrasar la final de dobles.

La pareja estadounidense Galloway y Lawson, campeones de dobles

Robert Galloway y Alex Lawson, título de dobles del XXXV Open Castilla y León – Villa de El Espinar
Foto: Pedro L. Merino / Alberto Simón

Los tenistas estadounidenses Robert Galloway y Alex Lawson, que partían como primeros favoritos, han conquistado el título de dobles del XXXV Open Castilla y León – Villa de El Espinar tras vencer en la final a la pareja formada por el estadounidense de origen argentino JC Aragone y al colombiano Nicolás Barrientos por 7-6 6-4.

Galloway y Lawson han llegado a la final con una semana inmaculada: 6-4 6-4 a Fallert/Moreno en cuartos de final, 6-3 6-4 a Vervoort/Zeballos en semifinales y, hoy, 7-6 6-4 a Aragone/Barrientos.

“Hemos jugado muchas finales este año así que estamos muy contentos de haber ganado esta” ha dicho Alex Lawson al concluir el partido. Su compañero Robert Galloway ha añadido: “Hemos construido este equipo juntos y ya hemos ganado dos títulos. Esperamos seguir ganando más. Llegamos a principio de la semana para poder entrenar y adaptarnos y teníamos unas expectativas muy altas. Todo el mundo ha sido muy amable y el torneo ha estado muy bien. El que hayan secado la pista tan rápido ha sido increíble. Todo el mundo estaba muy preparado y atento a todo”.

Por su parte, el finalista JC Aragone, estadounidense de origen argentino ha señalado, tras la final: “El Espinar es un torneo mágico”.

Para los flamantes campeones de El Espinar, este título supone su segundo éxito juntos tras haber ganado Challenger 80 de Cleveland (Ohio) en marzo. Para Galloway supone su 11º título de dobles y para Lawson su cuarto título de la especialidad.

En el palmarés histórico del torneo espinariego, Galloway y Lawson son la primera pareja estadounidense que se proclama campeona de dobles. Anteriormente el torneo segoviano había visto a dos estadounidenses ganar el título de dobles, pero con parejas de otros países: Tripp Phillips en 2003 junto al checo Fukárek y Jim Thomas en 2008 con el británico Ross Hutchins. Por tercer año consecutivo y 23º en la historia del torneo, los campeones de dobles son del mismo país.

El colombiano Nicolás Barrientos, pese a la derrota, ha entrado en la historia del Open Castilla y León – Villa de El Espinar como el primer tenista de Colombia que disputa una final (individual o de dobles) en el Challenger segoviano.

Un ace / un árbol

La iniciativa sostenible que impulsa el Banco Santander junto al Open Castilla y León Villa de El Espinar está resultando un éxito rotundo. A falta del último partido del Torneo, ya esta asegurada la plantación de casi 300 árboles.

Artículo anteriorPablo Carreño, campeón en El Espinar y bronce olímpico en Tokio 2020
Artículo siguienteBenjamín Bonzi, campeón del XXXV Open Castilla y León Villa de El Espinar