Tomislav Brkic supera a Gutiérrez-Ferrol y deja la Copa Sevilla sin Españoles

Gutiérrez-Ferrol se despide de la Copa Sevilla al perder con el bosnio Brkic. La final de dobles de mañana será totalmente española

Gutiérrez-Ferrol se despide de la Copa Sevilla al perder con el bosnio Brkic

Gutiérrez-Ferrol era el último español que quedaba en la Copa Sevilla, pero no ha podido ser. El alicantino se ha visto superado en tres sets por Tomislav Brkic. El jugador bosnio era el primero de los jugadores en pasar a las semifinales. El español, pasional, sabía lo que se jugaba y lo que suponía una final en Sevilla. Pero Brkic tenía las mismas ganas de victoria. Ambos han atizado el albero con la raqueta cuando una pelota se iba fuera o a la red. Al llevarse el español el séptimo juego del segundo set, la furia Brkic le ha llevado a destrozar totalmente su raqueta a golpes contra la pista. Pero en el tercer set, tras un tiebreak largo del segundo muy igualado punto a punto, aquí se ve a un Tomislav Brkic que ha calmado su furia y, ayudado por los fallos del español en torno a la línea de fondo, va haciéndose con el choque. Se lo acabaría llevando tras sudar cada punto por 6-3, 6-7 (7), 6-2.

El segundo jugador en pasar a las semifinales era un sorprendente Alex Molcan. El eslovaco, que se medía en el partido al gigante francés De Schepper, ha hecho que nos olvidemos de las ventajas de ser un hombre de dos metros jugando al tenis. Molcan demuestra una vez más la visión amplia que tiene del campo de juego. Y la agilidad mental para saber el recorrido ventajoso de la pelota. De Schepper comete un número de faltas en el saque a las que no nos tiene acostumbrados, con la visión privilegiada que le dan sus dos metros de altura. Sin embargo el eslovaco, que venía de la fase previa, se lleva el partido sin demasiada dificultad por 6-2, 6-2.

El tercer partido ha sido una odisea. El joven Kimmer Coppejans y Facundo Argüello se enfrentaban en un duelo a muerte por la tercera plaza de la semifinal. Irían a tres sets en un partido en el que irían de menos a más hasta llegar a momentos de mucha tensión con intervención del supervisor de por medio y con una consistencia del belga interminable. Que el partido nos iba a deparar un buen tenis lo supimos desde los primeros juegos. Una dejada suave que cae de canto en la red, y que Coppejans transforma en la caída libre en una bola que juega con la arista lateral del terreno de juego. Solo una queja con aspecto de rabieta del argentino en el segundo set tras dos advertencias por parte del juez ha enturbiado este encuentro, en el que Coppejans se ha hecho fuerte ganando por 6-3, 6-7 (4), 6-1.

En el último partido de la jornada el serbio Pedja Krstin superaba al lituano Laurynas Grigelis por un marcador de 2-6, 6-3 y 6-4 en un disputado duelo que finalizaba pasada la una de la madrugada

En cuanto a los dobles, de los que hoy se jugaba la semifinal, mañana jugarán la final la pareja integrada por Gimeno Traver y Ojeda Lara contra Granollers y Martínez Portero. Allí sí que la final será totalmente española.