Carla Suárez arranca la temporada de tierra en Stuttgart

La canaria, que debutó con victoria en Stuttgart, afronta la gira con calma

Carla Suárez WTA Stuttgart
(c) Porsche Tennis Grand Prix

Carla Suárez emprendió este martes la gira de tierra batida bajo la cubierta del WTA Premier de Stuttgart, poniendo la primera piedra sobre la superficie que le llevará a Madrid, Roma y Roland Garros durante las próximas semanas. La canaria, séptima favorita en el torneo alemán, comenzó su participación con una sólida victoria por 6-3 6-0 ante la francesa Oceane Dodin y buscará mañana jueves los cuartos de final ante la local Anna-Lena Friedsam.

Planteo la gira de tierra batida sin marcarme objetivos fijos”, aseguró la española tras su debut. “Hay muchísima igualdad y dificultad en el circuito. Voy a pensar partido a partido. Me encanta la temporada de arcilla, aunque sólo vaya a jugar cuatro torneos. Sin lugar a dudas, quiero competir a alto nivel en todos estos torneos, pero mi mente únicamente se encuentra en el siguiente partido. Mi prioridad es tener una buena preparación, entrenar de manera adecuada y jugar con intensidad en los partidos. No quiero ponerme metas sobre los hombros porque el tenis ya es bastante duro por sí mismo”.

Carla Suárez, que el fin de semana anterior contribuyó al ascenso de España al Grupo Mundial de Copa Federación, busca en Alemania recuperar la continuidad en su juego. “El cambio es exigente, porque las pistas de España tienen más tierra batida. La de Stuttgart es algo más resbaladiza y cuesta mantener la solidez” analizó tras dos jornadas de toma de contacto. “Pero la superficie es la misma para todas las jugadoras y tenemos que competir sabiendo eso. Este pista es algo más rápida que la tierra batida normal al aire libre. Pero es un gran torneo. Es algo distinta pero podemos jugar bien. Simplemente me enfoco en entrenar y en ser consistente”.

Sobre las posibilidades abiertas en el circuito para levantar grandes títulos, Carla Suárez reflexionó acerca de la profundidad existente en el circuito más allá de las primeras raquetas. “Es una circunstancia que viene produciéndose desde hace tiempo. El año pasado yo misma en Miami, Garbiñe en Wimbledon, Bencic ganando Toronto, Pennetta en el US Open,… No es algo que se haya dado desde este mes de enero, viene de antes. Creo que todas las jugadoras sabemos que hay una puerta abierta. Cualquier tenista del top25 tiene la oportunidad para ganar un gran torneo”, aseguró. “El tenis femenino se encuentra en un momento precioso. Cada semana podemos ver a una jugadora diferente levantando un título y eso para mí es algo muy interesante”.

Advertisements