‘Charity Day’ en el Mutua Madrid Open

charity mutua madrid open

Gran éxito del ‘Charity Day’ del Mutua Madrid Open

A un lado de la pista de tierra batida, ‘Los Criptonianos’. Al otro, ‘Los Vengadores’… Podría ser una batalla de superhéroes, pero es en realidad el partido benéfico del Mutua Madrid Open que se ha celebrado esta tarde en el Estadio Manolo Santana de la Caja Mágica, ante la expectación de miles de amantes del tenis y de las buenas causas.

Porque esta era una buena causa: recaudar dinero para la campaña de UNICEF Comité Español para las víctimas del terremoto que sacudió Nepal el pasado sábado, y también reunir dinero para la iniciativa de The Serena Williams Foundation, que ayuda a familias en riesgo de exclusión social para que sus jóvenes puedan acceder a una educación, y la Fundación FERO cuyo cometido es la investigación oncológica.

Arturo Vals hizo de presentador, narrador, tenista, y por supuesto, de cómico. Vestido con un simpático tutú amarillo, Vals, dirigió una jornada en la que lo que menos importaba era ganar el partido.

La actriz y embajadora de UNICEF, Elsa Pataky, lideró el equipo ‘Los Vengadores’, formado por los tenistas David Ferrer, Carla Suárez y Fernando Verdasco, los actores Antonio Velázquez y Jesús Castro y la ex gimnasta Almudena Cid. En el otro, ‘Los Criptonianos’ de Serena Williams: los tenistas Tomas Berdych y Caroline Wozniacki, los actores Colton Haynes (Arrow) y Marc Clotet, el ex fubtolista del Real Madrid, Iván Helguera, y la presentadora de televisión Paloma Lago.

Hubo partido de dobles (que acabó siendo un disparatado 4 contra 4) en el que pudimos disfrutar de parejas nunca antes imaginadas en un torneo de tenis. Y choques de lujo: Serena y Wozniacki contra Ferrer y Verdasco. Antes del encuentro, los ‘tenistas’ realizaron unos ejercicios de saque y precisión. En él, el público pudo comprobar la puntería de la número 1 del mundo, Serena, que derribó con su saque un cubo de plástico. No fue la única; Ferrer también consiguió el aplauso de la grada con su puntería.

Los asistentes disfrutaron de un partido en el que no había reglas, pero sí mucha solidaridad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here