Granollers, Soderling y Simon buscan sitio en la final del Valencia Open 500

marcel_granollers

El barcelonés Marcel Granollers se ha convertido en el primer semifinalista del Valencia Open 500 al superar este mediodía al argentino Juan Mónaco. El catalán, que figura actualmente en el 67 de los rankings ATP, sigue de este modo rentabilizando su plaza de lucky loser y su entrada en el cuadro final gracias a la renuncia, a última hora, del francés Jo-Wilfried Tsonga.

Granollers empezó mal el encuentro, cediendo rápidamente 6-1 en el primer set y ganando sólo un punto en los dos primeros juegos. A pesar de ello, y del determinante juego mostrado por su rival, siguió adelante, confiando en sus opciones, para anotarse la segunda manga por 6-3.

La lógica del ranking, a favor de un Mónaco que figura en el lugar 25 en los rankings de la ATP, pareció volver a imponerse en el tercer parcial cuando el argentino se adelantó por 4-3 y servicio, pero de nuevo la fe en sus opciones y errores de argentino propiciaron el sorprendente desenlace por 6-4 que le dan el paso a las semifinales en el Agora, siendo ésta su mejor actuación de todo 2010 y la primera ocasión que alcanza las semifinales de un open 500. Granollers ha realizado una discreta temporada en el que ha combinado su participación en torneos ATP y challengers. Hace escasas semanas, su buen estado de forma en esta recta final de año se dejó notar cuando alcanzó las semifinales del torneo de Bucarest, un 250 del calendario ATP. Tras el partido, un eufórico Granollers ha declarado que una vez en semifinales no descarta llevarse el título pero que también sabe que debe ir partido a partido, a la vez que ha afirmado: “Uno de mis objetivos es terminar la temporada entre los mejores 50 jugadores del mundo y voy camino de conseguirlo”. Su rival en semifinales será el vencedor del duelo que mide a continuación al francés Gilles Simon y al ruso Nikolay Davydenko.

Soderling y Simon se unen a Granollers y pelearán por una plaza en la final.
El sueco Robin Soderling impuso su condición de segundo cabeza de serie del torneo para superar con relativa comodidad a un tenista de contrastada calidad y trayectoria como es el francés Gael Monfils. El nórdico, número cinco mundial, demostró en el Ágora por qué su tenis es uno de los más temidos del circuito actual. A pesar del buen nivel que ofreció Monfils con su primer servicio, Soderling encontró en su buena efectividad al resto buena parte del secreto de su victoria.

Soderling no dejó que su rival disfrutase de una sola de break y acabó venciendo el encuentro por 6-3 y 6-2 en apenas 53 minutos de juego.

El sueco advierte de este modo de su clara determinación por disputar este año la final del Valencia Open 500. Su rival en semifinales saldrá del duelo que mida a partir de las ocho de la tarde al valenciano David Ferrer frente al italiano Potito Starace.

En caso de confirmarse esa semifinal para el de Javea, el reto estaría servido: ambos Se han encontrado en once ocasiones previas, con ocho victorias para Soderling y tres para David. En apenas mes y medio se han medido recientemente dos veces, en los torneos de Pekin (con victoria para el español) y en el de Shanghai (con triunfo para Soderling). Tras el partido Soderling ha declarado sentirse “muy satisfecho” sobre todo con su servicio y ha manifestado que espera lograr la victoria en esta su primera participación en un torneo “muy bonito” y  en el que se siente muy a gusto: “Es la primera vez que estoy aquí pero la pista central me parece muy especial y muy diferente a cualquiera en la que haya jugado”.

Gilles Simon peleará por un puesto en la gran final del domingo
En un encuentro con constantes alternativas en el marcador, el francés Gilles Simon se impuso al ruso Nikolay Davydenko, sexto cabeza de serie del torneo, por 64, 67(5) y 63.
La igualdad entre los dos tenistas se mantuvo prácticamente en todos los tramos del encuentro, y sólo el mayor acierto de Simon salvando bolas de break acabó por decantar la suerte del primer y segundo parcial.

En el decisivo tercer set, los dos tenistas empezaron manteniendo su servicio hasta que Simon aprovechó una bola de break cuando Davydenko servía para igualar a tres. La ventaja por 4-2 en el marcador y la materialización de su servicio, le dieron una ventaja que el ruso, que no acabó de encontrar un buen ritmo de partido, fue incapaz de remontar. Simon logra así convertirse en el segundo semifinalista de esta edición del Valencia Open 500 y se medirá mañana, por un puesto en la final, con el español Marcel Granollers.

Simon, que llegó a ser número 8 mundial a principios de 2009 gracias a una sensacional recta final en la campaña 2008 (ganó tres títulos y fue finalista en Madrid tras vencer a Rafael Nadal), logra de esta manera uno de los resultados más notables de este 2010 en el que problemas en su rodilla derecha le han impedido competir de forma irregular y apenas si jugó algún encuentro hasta entrado el mes de junio.

Su puesta a punto se ha ido poco a poco engranando y a finales de septiembre logró el séptimo título de su carrera al imponerse en la ciudad de Metz. “Me siento muy bien aunque hay que tener en cuenta que he pasado un año lesionado, seis meses jugando y seis sin jugar. Ahora me siento en forma y estoy contento de volver a estar bien, ya que hace dos o tres meses no podría haber ganado un partido como el de hoy, en el que he tenido que correr tanto”, ha declarado el francés tras el partido. Simon, que el año pasado no pudo pasar de cuartos de final en el torneo, también destaca que apenas ha tenido tiempo para nada más que para correr y afirma: “Mañana con suerte espero tener más tiempo para desplegar mi mejor tenis y poder ser más agresivo”.

Advertisements

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here