Nadal y Ferrer análisis comparativo a nivel mental (I)

rafael nadal david ferrer

Es tal el respeto y la admiración que este servidor siente hacia Nadal y Ferrer que no me sentiría cómodo si antes de analizar los dos últimos encuentros entre ambos no hiciera un par de salvedades.

1. Hagan lo que hagan Nadal y Ferrer, ganen o pierdan, su compromiso y entrega en la pista es tal que a uno solo le queda la opción de emocionarse al ver cómo tanto el alicantino como el manacorí desarrollan su trabajo como si de gladiadores en el circo romano se tratase. Tanto el uno como el otro representan un ejemplo que deberían aprender a incorporar todos los/as jugadores/as que quieran ser algo más en este mundillo del tenis.

2. El análisis que a continuación haremos es un laboratorio de ideas y de supuestos teóricos. Pretende únicamente extraer una tendencia en el comportamiento y una respuesta de rendimiento mental determinada del jugador. Pero no pretende convertirse ni en dogma ni en verdad absoluta. No me cansaré nunca de decir (algo que aprendí del maestro Chema Buceta) que interpretar los procesos internos de una persona en un trabajo peligroso ya que la única manera de saber lo que piensa la otra persona es de su propia boca y aún así podríamos malinterpretar lo que el jugador nos dice. Para este análisis ni he hablado con los jugadores ni tampoco con sus respectivos entornos por lo que, insisto, pretende ser únicamente un laboratorio de ideas que nos puedan servir para entender el proceso mental del jugador en cada uno de los dos partidos.

Para la comodidad del lector vamos a dividir este artículo en dos partes: Una primera en la que se analizarán a los jugadores, sus puntos débiles y se definirá el concepto de Estrés Competitivo y una segunda parte en la que se analizarán de manera específica los dos últimos partidos entre Nadal y Ferrer.

NADAL Y FERRER.

Rafa Nadal. “La mentalidad”.
En mi opinión (y creo que en esto casi todos estaremos de acuerdo) lo que más destaca en el juego estratégico mental de Rafa Nadal es su mentalidad. Sabe cómo nadie mantener una mentalidad competitiva ganadora incluso en las situaciones de partido más difíciles y de mayor estrés competitivo.

En el Manacor ha desarrollado la habilidad de ser capaz de generar una media muy alta de fortaleza mental y además mantenerla así durante mucho tiempo. Tiene las ideas tan claras, tiene tan claro lo que quiere conseguir que sus argumentos tenísticos-mentales son muy sólidos, casi indestructibles.

Cuando veo el “modus operandi” de Rafa en pista no puedo evitar acordarme de Luisma, un compañero del colegio que poseía el don de saber qué hacer en cada momento para conseguir aquello que quería. Normalmente mi bocata. Era un tipo muy embaucador y de argumentos contundentes. Te iba camelando poco a poco y esperaba paciente a que llegara su momento. Él sabía que tarde o temprano llegaría ese momento. Tenía ese nivel de confianza que tienen las personas que hacen que las cosas siempre pasen como ellos esperan. Y para cuando llegaba, él ya estaba preparado para asestarme el golpe mortal (argumento verbal, me refiero) con el que me convencía para que le entregara mi bocata del recreo.

David Ferrer “La entrega”
El de Jávea es la entrega, el compromiso, el trabajo, la lucha y la habilidad de hacerse a sí mismo. Es la capacidad para transformase a base de esfuerzo y dedicación en el gran jugador en el que se ha convertido.

Ferrer es el mejor ejemplo de que para ser mejor hay que sudar, hay que ser un currante. Es la admiración y el ejemplo para todos los jóvenes jugadores que están empezando en esto del tenis. El mejor espejo en el que fijarse. Es la humildad en la victoria y el respeto al rival en la derrota.

NADAL Y FERRER SUS PUNTOS DÉBILES.

Hasta las mejores fortalezas del mundo tienen también sus puntos débiles. Sus particulares talones de Aquiles.

Rafa Nadal “La mentalidad”

Si tuviera que enumerar dos flaquezas en la mentalidad de Nadal con la que hubiera alguna opción de ganar sería:

1- (La más obvia) Estar tan acertado (durante todo el partido además) que Nadal sea vea incapaz de responder al juego de su rival. La mentalidad de Nadal provoca en su rival dudas y miedos. Conseguir mantenerse muy acertado durante gran parte del encuentro es un antídoto perfecto para los miedos y dudas que te plantea Nadal a lo largo del encuentro. Ejemplo: Del potro en las semis de MS 1000 de Shangahi.

2. Ganarle (tanto con winner nuestros, como con errores forzados o errores no forzados suyos) las situaciones difíciles del partido. Interpretar mejor que Nadal (Sin dejarse llevar por creencias disfuncionales o pensamientos negativos) y ganar las situaciones de partido en los peores momentos del mismo. (Cuando en la segunda parte desarrollemos el análisis de los partidos explicaremos de manera práctica qué queremos decir con esto)

David Ferrer “La entrega”
En el caso del Alicantino su mayor talón de Aquiles podría ser:

1 – En la situaciones bajas de partido, en ocasiones, malinterpreta la situación (ante fallos propios, puntos ganados por el rival y/o marcadores adversos) y eleva demasiado el estrés competitivo que requiere la situación de partido haciéndolo incoherente y dejándose llevar por creencias disfuncionales, pensamientos negativos, verbalización excesiva e incorrecta gestión emocional. Cuando abre esta puerta, muchas veces, le cuesta recuperar de nuevo el estrés competitivo ganador del partido.

Pero… ¿Qué es el estrés competitivo? (Algunas aclaraciones respecto al estrés)

Básicamente el estrés competitivo se divide en:

Distrés: Sería la percepción (subjetiva) de que NO dispongo de armas o herramientas suficientes para afrontar la situación de partido que estoy viviendo. Cuando esto ocurre doy Respuestas de Bajo Rendimiento (RBR): Incorrecta gestional emcional, incorrecta gestión de las sensaciones e incorrecta gestión de la concentración.

Eutrés: Sería la percepción (subjetiva) de que SI dispongo de armas o herramientas suficientes para afrontar la situación de partido que estoy viviendo. Cuando esto ocurre doy Respuestas de Alto Rendimiento (RAR): Respuestas estratégico táctico-mentales durante el partido.

Por lo tanto el objetivo del jugador es permanecer en un estado de eutrés el mayor tiempo posible. (Cuanto más tiempo considere que estoy en condiciones y que tengo herramientas suficientes de luchar el partido mayores posibilidades tendré de sacarlo adelante)

¿Pero qué es lo que me permite estar en un estado de eutrés?

La manera más eficaz de permanecer es un estado de eutrés se alcanza interpretando coherentemente las situaciones de partido que estoy viviendo. Es decir, que sería mi habilidad/capacidad de hacer coherente la situación del partido con respecto a mi percepción subjetiva de la situación. (Si no es coherente = Distrés. Si es coherente = Eutrés).

¿Y qué me permite hacer coherente la situación del partido con mi percepción subjetiva de la situación?

Tener un sistema de creencias sólido y fuerte. Nuestro sistema de creencias son las normas de juego de mi vida. Representan, junto a mis valores personales y deportivos, lo que yo creo con respecto a la situación. Y lo que yo creo con respecto a una determinada situación de partido (es decir cómo la interprete) va a determinar la respuesta que daré.

Por ejemplo:

JUGADOR 1

Situación: Fallo dos bolas seguidas a media pista y pierdo el set.
Creencia Jugador 1: “Soy mis resultados. Si gano es que soy bueno. Si pierdo es que soy malo” (Esta creencia no te la suele decir de manera directa el jugador. Tú sabes que el jugador “cree ser sus resultados” por la información que sacas de lo que hablas con él. La escucha activa es fundamental)

Pensamiento Jugador 1: “Puff soy malísimo. Solo un tío tan malo como yo es capaz de fallar dos bolas seguidas a media pista. ¡Y encima para perder el set!”

Percepción subjetiva de la situación respecto a la situación de partido del Jugador 1: Incorrecta.

Estrés competitivo en relación a la situación de partido Jugador 1: Distrés. (Perder un set con dos errores no forzados es un situación estresante pero el jugador con sus creencias y pensamientos la hace mucho más estresante de lo que en realidad es)

Respuestas Jugador 1: Respuestas de Bajo Rendimiento. Se enfada, miedo a seguir fallando, verbalizaciones, gestos, diálogo interno y pensamientos negativos…

JUGADOR 2

Situación: Fallo dos bolas seguidas a media pista y pierdo el set.

Creencia Jugador 2: “Soy mi rendimiento en pista. Si trabajo y me entrego las cosas tarde o temprano terminarán saliendo bien

Pensamiento Jugador 2: “Va. Has fallado dos bolas fáciles y has perdido el set. Quiero que estés más concentrado para la próxima vez. Pasitos más cortos y golpea más arriba. No la dejes caer. Sabes hacerlo. Hemos perdido el set pero seguimos trabajando y entregándonos. Podemos levantarlo. Va. Podemos

Percepción subjetiva de la situación respecto a la situación de partido del Jugador 2: Correcta.

Estrés competitivo en relación a la situación de partido Jugador 2: Eutrés. (Reconoce que ha fallado. Lo acepta pero no se conforma. Confía en sus propias posibilidades de hacerlo mejor. Te centra en lo que tienen que cambiar)

Respuesta Jugador 2: Respuestas de Alto Rendimiento. Instrucciones de estrategia táctico-mental. Verbalizaciones, gestos, diálogo interno y pensamientos positvos…

Por lo tanto la raíz para cualquier cambio está en la transformación de las creencias ya que una mentalidad fuerte tiene un objetivo muy claro: Hacer coherente la situación de partido en relación al estrés competitivo que percibe el jugador mediante la interpretación correcta de dicha situación.

Nuestro trabajo como coachs consiste, por tanto, en detectar creencias disfuncionales y trabajarlas con el jugador para que aprenda a interpretar correctamente situaciones de partido.

Puedes ver la segunda parte del artículo Nadal y Ferrer análisis compartivo a nivel mental en el siguiente enlace

Vicente Cuairan

Director Ejecutivo Deportivo en Tennis Mind. Empresa líder especializada en el entrenamiento de la fuerza mental de jugadores de competición.

Visita mi sitio
Advertisements

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here