Viviendo el Mutua Madrid Open. Día 4. La dificultad de elegir

madrid caja magica

La mañana se presentaba de lo más “entretenida” en la facultad, donde lo más parecido a una pelota de tenis era la esfera del reloj. El cual avanzaba más lento que de costumbre.

ADRIÁN BLANCO / MADRID
Después de la comida me he acercado en coche a la Caja Mágica junto a Sascha, compañero de prensa. Repleta de gente, ausente de plazas de aparcamiento. Tras apurar hasta el último minuto hemos conseguido llegar al inicio del partido que enfrentaba a Rafael Nadal y Marcos Baghdatis.

La grada presentaba un lleno absoluto a los pocos juegos. En el ambiente festivo que reinaba los gritos de “Vamos Rafa” eran constantes. Incluso algún despistado y por la similitud entre ambos sintagmas ha probado con “Visca Barça”. La respuesta en forma de pitos ha sido contundente y ha aplacado cualquier posible intento de repetir la osadía.

Mientras tanto el partido no tenía mucha historia. Nadal vencía 4-1, a la vez que observaba vía wifi como Del Potro abusaba de su rival por 6-0 en la pista Arantxa Sánchez Vicario. Otro día más que no podía ver al tandilense en Madrid.

Con el primer set resuelto era necesario cambiar de pista. Y es que el enfrentamiento entre Andy Murray y Gilles Simon, disputado en la pista Arantxa Sánchez (en mi opinión la mejor para disfrutar verdaderamente del tenis en la Caja Mágica) prometía.

Así ha sido, Simon atacando desde todos los puntos de la pista. Murray de lado a lado de la misma, buscando aliento en el banquillo, manteniéndose a duras penas en el partido. Cuerdas rotas, golpes frustrados, gritos al cielo de Madrid… El tercer set ha decaído en intensidad, aún así ha sido un intercambio de golpes espectacular.

Tan vistoso como los servicios, concretamente los saques, del posterior partido entre Federer y Feliciano López. Ha finalizado con un resultado para enmarcar: 7-6, 6-7 y 7-6.

Además parece que el torneo Ion Tiriac de prensa parece que va cogiendo forma. se disputará el viernes y sábado entre las 9:30 y 12:30 en la pista azul. Una buena ocasión para comprobar las prestaciones de la tierra batida teñida.

En definitiva, ha sido un día de los que a uno le gustaría dividirse en dos. Demasiados partidos atractivos para el espectador coincidentes en hora. Por lo que la tarea de elegir no es sencilla.

Mañana me tomo la revancha. Nadal frente a Del Potro a partir de las 19:00 horas.

Advertisements

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here