Almagro, Rosol y Marchenko a octavos en El Espinar

Lukas Rosol en El Epinar

Almagro, Lukas Rosol, Marchenko y el resto de cabezas de serie avanzan a octavos de final

La segunda jornada del cuadro final de la 31º edición del Open Castilla y León Villa de El Espinar se completó con un total de 16 partidos -12 de individuales y cuatro de dobles- en los que los principales cabezas de serie solventaron sus encuentros de debut. Nicolás Almagro, Lukas Rosol e Illya Marchenko consiguieron triunfos sin ceder sets ante sus rivales.

Nicolás Almagro, wild card de la organización y primer cabeza de serie de la 31º edición del Open Castilla y León Villa de El Espinar, inició el camino hacia el título en Segovia ganando con autoridad al joven francés Maxime Janvier, al que derrotó por un marcador global de 6-3 y 6-2 en 59 minutos.

Almagro, número 46 del ránking ATP, apenas necesitó de un break en cada manga para acabar con la resistencia del tenista galo. Sólido en su juego y exhibiendo una gran hoja de servicios con su saque, el murciano rozó la decena de aces y solamente perdió siete puntos con su primer golpe.

Siempre es difícil jugar en altura y en una superficie en la que no es mi preferida pero esta es la forma de afrontar el partido. Hoy las cosas me han salido bien y con ganas de hacer las cosas bien”, reconoció Almagro al término del partido. “En esta superficie cualquiera puede ganar. El jueves tengo la segunda ronda y hay que ir partido a partido”, concluyó el murciano.

Lukas Rosol, segundo preclasificado del cuadro final, derrotó al qualifier Viktor Durasovic por 6-4 y 6-4 en una hora y nueve minutos de partido. “El primer partido siempre es difícil, hay que encontrar el ritmo, especialmente cuando hay altura y estoy contento de haber ganado. Creo que he ganado porque tengo más experiencia que Viktor y espero mejorar mi juego de cara a las siguientes rondas”, reconoció el tenista checo, reciente verdugo de Jo-Wilfried Tsonga en Copa Davis.

Illya Marchenko, tercer cabeza de serie del torneo, derrotó a la joven promesa y qualifier Alex de Miñaur por 6-4 y 6-4 en una hora y 25 minutos en el mejor partido que los espectadores del evento segoviano han podido ver a lo largo del día. “Las condiciones del partido han sido terribles. Tanto por el calor como por el bote de la bola y la pista pero afortunadamente he conseguido ganar”, comentó el jugador ucraniano, flamante campeón en Recanati.

Mirza Basic, quinto preclasificado, también debutó con triunfo al batir con comodidad al qualifier Daniel Cox por 6-2 y 6-2 en una hora de partido. El tenista bosnio, 160 clasificado del ranking ATP, no tuvo ningún problema en superar al británico Cox, superviviente de la fase previa. Basic, cuartofinalista en El Espinar en 2015, solamente perdió una vez el saque y rompió hasta en cinco ocasiones el servicio de su oponente.

El español Adrián Menéndez Maceiras, finalista del torneo hace dos temporadas, se estrenó con una trabajadísima victoria ante Eduardo Struvay, al que batió en 3 sets (6-7(3), 6-2 y 6-4) en un encuentro que se alargó hasta las dos horas y seis minutos de duración.

Marton Fucsovics, octavo cabeza de serie, debutó en el torneo segoviano con una victoria en dos sets ante el francés Alexandre Sidorenko, al que batió por un marcador de 7-6(1) y 6-2 en 66 minutos de partido. “No me he sentido muy cómodo en la pista, con el viento la bola está muy pesada pero he luchado durante todo el partido. He sacado bien en el primer set, no tanto en el segundo pero sí que he mejorado en el fondo de pista”, reconoció el húngaro tras el encuentro. Fucsovics jugará ante el bosnio Aldin Setkic que sorprendió al gigante Olivetti (6-3 y 7-6(4)), finalista en 2012 y 2013.

Los representantes del tenis belga son unos clásicos en Segovia y en la 31º edición del Open Castilla la tónica parece seguir siendo la misma tras los triunfos de Ruben Bemelmans y Yannick Mertens.
Bemelmans apenas tuvo oposición del qualifier Jaume Pla Malfeito en la pista 1. El tenista de Genk derrotó al español en tan sólo 51 minutos (6-0 y 6-2) y solamente tuvo que lidiar con dos break points en su servicio. El belga de 28 años, presente con su país en la última final de la Copa Davis, demostró sus grandes habilidades en la red finalizando muchos puntos en la media pista.

No es fácil jugar en altitud pero creo que he jugado bien. He sacado bien, he estado agresivo y he ido mucho a la red. No he jugado perfecto pero he estado sólido y no le he regalado nada a mi rival”, comentó Bemelmans.

En la pista 1, Yannick Mertens y Pablo Vivero parecían dirimir un encuentro más parejo pero con el break que el belga consiguió en el décimo juego, se acabó la resistencia de Vivero, que acusó la inactividad reciente y cayó 6-4 y 6-2. Mertens intentará repetir los cuartos de final logrados en la pasada edición del torneo. “Al principio del partido estaba buscando mi ritmo debido a la altura, en Bélgica no tenemos esas condiciones pero luego en el segundo set he jugado mejor y estoy contento con mi actuación”, señaló el belga de 29 años.

En el cuadro de dobles, la gran sorpresa del día la protagonizaron Akira Santillan y Quino Muñoz, la pareja invitada que se deshizo por un doble 6-4 de los franceses De Schepper y Olivetti, cuartos preclasificados. Los segundos y terceros cabezas de serie, Raja-Sharan y Brunstrom-Siljestrom, derrotaron respectivamente a De Miñaur-Ortega (6-3 y 7-6(7)) y Bemelmans-Mertens (6-4 y 6-3).

Chiudinelli de Suiza y Setkic de Bosnia vencieron al eslovaco Horansky y al checo Konecny por 6-3 y 7-6 (6).

Advertisements