Carla Suárez disputará los torneos de Linz y Moscú para cerrar su temporada regular

Con el objetivo de buscar un puesto entre las ocho mejores raquetas del año, Carla Suárez afronta el tramo final de temporada repleta de seriedad y ambición. La canaria, que esta semana competirá en el Generali Ladies Linz, un evento de categoría WTA International, busca los puntos necesarios para apretar la Carrera a Singapur hasta la última semana de la temporada regular.

“Voy a competir en Linz con la ambición de hacer un buen torneo,” indica Carla Suárez, cuarta cabeza de serie en Austria y décima clasificada en la clasificación del año a algo menos de 400 unidades del corte para acudir a Singapur. La española, que en 2015 quedó a apenas una victoria de clasificar a las WTA Finals, vuelve a apurar esfuerzos buscando alcanzar un objetivo inédito en su trayectoria deportiva.

Mi objetivo es intentar sumar la máxima cantidad de puntos y seguir peleando por un puesto para Singapur mientras tenga opciones. Sé que está complicado ganar una plaza titular pero voy a dar todo lo que tenga,” reconoce la canaria, que prevé acudir posteriormente a la Kremlin Cup de Moscú, evento de categoría WTA Premier a celebrar desde el 17 de octubre, para terminar de reforzar sus posibilidades.

Semifinalista durante su última visita (2013) a Linz, Carla Suárez comenzará el torneo siendo consciente de la importancia de llegar lejos en un entorno familiar. “Conozco bien este torneo, he podido hacer un buen papel en años anteriores y soy consciente del nivel que habrá en esta edición“, reconoció la española, que disputará la primera ronda este martes ante la alemana Mona Barthel. “Quiero hacer un buen final de temporada, es un tramo importante pensando también en 2017 y Linz es el primer lugar para comenzar a conseguirlo“, cerró.

Nosotros vamos apurar opciones de Singapur mientras las haya” coincide Xavier Budó, técnico de la jugadora. “Nuestro objetivo es recuperar la versión competitiva de Carla tras la gira asiática, retomar un nivel y una frescura que permitan cerrar la temporada con las mejores sensaciones posibles”, analizó “Linz va a ser un torneo muy duro porque hay muchas jugadoras top10 y gente con opciones de Masters. Vamos a enfocar Linz y Moscú buscando la mejor versión posible de Carla para cerrar el año sabiendo que ya está consolidada entre las mejores del mundo”, declaró el catalán, consciente de la especial exigencia de la competición en otoño.

En estos torneos de final de temporada todo el mundo va justo de fuerzas y hay que saber competir al límite, uno de los objetivos de estas citas.Si da para ir a Singapur genial. Si no, aceptar que iremos a Zhuhai y aprender de lo que necesitamos mejorar para seguir creciendo porque Carla todavía tiene mucho margen de mejora”.

Advertisements