Jugar al tenis contra jugadores defensivos

Jugar tenis contra jugadores defensivos

Cómo jugar al Tenis contra jugadores defensivos. El típico “Metebolas”
Tendrás uno, o varios adversarios, que te produzcan dolores de cabeza en la pista. Y, entre ellos habrá alguno que siempre esté en defensa.

Tú también puedes ser uno que pase muchas bolas al otro lado. Y eso está bien. Es uno de los estilos que puedas usar.

Hablemos de un jugador defensivo. El típico “metebolas” es el que siempre está en el fondo de la pista y devuelve todo. No tiene ritmo alto, ni profundidad, ni ángulos. Pero te hace sufrir mucho.

Corre por todas las bolas y las pasa a tu lado, y nunca se cansa. Podría quedarse ahí, empujando bolas, durante todo el día. En niveles más altos puede tener más peso con efecto, más colocación de la bola y más profundidad, pero la esencia de su plan de juego seguirá siendo igual que antes – devolver todo.

Esas bolas altas que parece que vienen volando una eternidad, te hipnotizan. Te quedas ahí, esperando, y no tardas de dejar de pensar. El contrario te sigue tirando arriba una y otra vez. Parece que te está probando la paciencia. Ese tipo de juego puede ser muy efectivo contra alguien que no pueda con ello. Te saca de quicios y te marea en la pista.
Y preguntarás: “¿Qué hago contra ellos?”

La paciencia

Tenis jugar contra jugadores defensivos. Paciencia.VALENCIA, SPAIN - NOVEMBER 02: ATP 500 World Tour Valencia Open tennis tournament at the Ciudad de las Artes y las Ciencias on November 02, 2011 in Valencia, Spain. (Photo by Manuel Queimadelos Alonso)

Para jugar al tenis contra jugadores defensivos la paciencia es tu mejor amigo. Contra esas bolas que no dejan de volver, contra ese juego que es pesado, repetitivo y lento, y sucede lo mismo una y otra vez, no perder la riendas es lo mejor que puedes hacer. Los “metebolas” son una pared humana. Correrán más que tú, y durarán más que tú. Y si lo permites, tu cabeza ya empezará a irse.

Y prepárate a sufrir. La preparación mental de antemano es esencial, porque el estilo de jugador defensivo lo primero que ataca es tu cabeza. Tienes que salir a la pista consciente de que cada peloteo va a durar mucho. Tendrás que pegar muchas más bolas que normalmente. Y cuando pienses que hayas hecho un winner, la bola seguirá volviendo alta y profunda, y tendrás que empezar todo de nuevo. Ya sé… eso te vuelve loco.

Los jugadores defensivos tienen mucha continuidad y paciencia. La continuidad es una de sus mejores armas. Y eso es difícil de derrotar. Hasta niveles profesionales, donde se ganan los puntos con golpes directos, el porcentaje de fallos es lo que decide el rumbo de los partidos. Metes más bolas – ganas. Y un “metebolas” es eso lo que hace: no fallar. Los errores no forzados determinan el resultado más que los golpes espectaculares. Esa es la llave para el juego de defensa… y también contra ello.
El juego defensivo puede ser consistente pero igualmente esta limitado. Si tienes paciencia y sabes como sacar provecho de ese tipo de juego, puedes derrocarlo.

Un “metebolas” te gana porque eliges un plan de juego equivocado. Como vuelven más y más bolas te empiezas a frustrar. Pierdes la paciencia. Te agarrotas y pones más, demasiado, esfuerzo. Intentas pegar más fuerte, más profundo, más angulado, y al final efectúas unos golpes impensables para tu nivel. Pero tu contrincante sigue devolviendo todo hasta que tú cometes el fallo. O puede que te metas en su juego, lo que también te llevará a una derrota segura.

Por eso tienes que prepararte bien mentalmente. Buscar toda la paciencia que puedas encontrar y acostumbrarte a la idea de afrontar peloteos muy largos.

A continuación tienes unos consejos tácticos para tratar de superar a jugadores ultradefensivos.

Subir, o atraer al jugador defensivo a la red

Tenis, subir a la red contra jugadores defensivos

Lo que tienes que hacer cuando juegas al tenis contra jugadores defensivos es forzarles a un juego que no es el suyo. Que intente pegar un passing, tirarte un globo, pegar teniendo menos tiempo, decidirse por unos golpes más precisos. Si te quedas en el fondo de la pista les dejas todo el margen para no fallar y ahí se sienten muy cómodos. Haz más estrechas sus metas. Ya verás como empezarán a precipitarse y a ponerse nerviosos.

O si les atraes a volear, que te enseñen como hacen una entrega, un botepronto, un remate (mejor si hay sol). Sácales de su lugar cómodo y serán una presa fácil.

Tampoco estoy diciendo que subas a la red en cada punto, o les tires una bola alta para que entren, no. Elige bien los momentos, y una vez que tengas oportunidad, aprovéchalo. No les dejes dormirte con su ritmo monótono en la pista. Rompe el ritmo y da la vuelta al partido.

Pégale a la bola con menos fuerza

Jugar al tenis contra jugadores defensivos

El “metebolas” aprovecha tu potencia para bloquear la bola. Cuanto más fuerte le pegues, más fuerte te lo va a devolver. Y el que se cansa, eres tú. Además acelerándote empiezas a cometer más fallos y eso es lo que ellos quieren. Así que ahorra la energía y desde el fondo de la pista abre los ángulos con golpes de ritmo bajo. Haz a tu adversario trabajar más y cuando tengas un tiro claro, no dudes – entra con confianza.

Varía el saque. Saca un segundo en vez de un primero de vez en cuando. No intentes ganar el partido con aces. Así les forzarás a generar su propia fuerza, a entrar en la bola, y eso no es su juego. Empezarán a fallar y acelerarse. Y si empujan la bola, estate ahí, esperando para entrar. Y aprovecha la oportunidad de subir.

La próxima vez que juegues al tenis contra jugadores defensivos intenta aplicar algo de aquí a la pista. Tardarás un tiempo para acostumbrarte a esos cambios. Desarrolla la intuición de lo que tienes que hacer en el momento dado, y que es lo que funciona mejor para ti. Te sentirás más cómodo teniendo tantas opciones, armas, para utilizarlos en la pista.

Por George Margishvili

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here