Nadal, dominio absoluto

nadal final mmo13

ADRIÁN BLANCO / MADRID
Es un martillo. Golpea a la bola con intención. Los botes son altos y se escapan de la zona de comodidad de Stanislas Wawrinka. Ya sabía que iba a ser un partido muy duro para él. Pero el inicio arrollador del partido por parte de su rival hace incluso complicado que dé la cara. El tenista suizo llega tarde al golpeo. Espera demasiado atrás de la línea de fondo a la pelota. Intenta adelantarse pero impacta demasiado pronto, por lo que se le van largas muchas bolas. Mientras, Rafael Nadal sigue a lo suyo. No se inmuta, ni pierde la concentración cuando el fisioterapeuta de la ATP aparece sobre la pista central Manolo Santa de la Caja Mágica. Wawrinka se duele de la espalda.

También le duele el 6-1 encajado en la primera manga. Como si de una réplica se tratase la final masculina parece que seguirá el mismo guión del enfrentamiento femenino entre Serena Williams y Maria Sharapova. Al igual que en ésta, Wawrinka parece renacer en los primeros compases del segundo set. 2-1 por delante en el marcador, y obliga a Nadal a llegar al iguales con su servicio. Un cuerpo a cuerpo con el tenista manacorí en la red, quien consigue sacarse dos bolas del cuerpo, y el definitivo error del suizo desde el fondo de la pista devuelve las tablas al marcador. Es en el siguiente juego donde tiene que poner toda la concentración y buen tenis en juego. Rema a contracorriente pero remonta un 0-40. Nadal, por su parte, sirve fácil, sin complicaciones. Es en el 3-3 donde lo que parecía perfilado es definitivo. Dos dobles faltas condenan a Stan. 3-4, el torneo en el bolsillo.

Cae al suelo de espaldas, de manera brusca. Emocionado Nadal se abandona durante unos segundos sobre la tierra batida de la pista central. Disfruta del momento. Sabe que es su tercera victoria en el torneo en Madrid. Ante su gente. Sin polémicas con el color de la tierra. Es consciente de que tras la derrota ante Novak Djokovic en Montecarlo, ha dado un golpe en la mesa para demostrar que quiere un nuevo triunfo en Roland Garros.

La evidencia la reconoce Wawrinka, de nuevo entre los 10 mejores jugadores del circuito y sin opciones en la final, en su intervención ante el público presente en la Caja Mágica en la entrega de trofeos. “Es el mejor jugador sobre tierra“, confirma. Parece no tener ninguna duda. Quien seguro quiere cambiar esa opinión es un tenista serbio de visita en Roma. Donde es posible que no quitase ojo al partido.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here