Tras proclamarse campeón de Roland Garros el pasado domingo, consiguiendo su décimo título en París, Rafael Nadal anunció su renuncia al torneo de Queen’s para tomarse un descanso y llegar a Wimbledon lo mejor preparado posible. Para ello, el campeón de 15 grandes aprovechará las pistas de hierba del Mallorca Open, que le ofrecen la posibilidad de entrenarse sobre césped en una superficie que está probada, testada y supervisada por el All England Lawn Tennis Club, el club organizador del tercer Grand Slam de la temporada.

Así, y después de aparcar unos días la raqueta, el número dos mundial se entrenará en las pistas del torneo, que arrancará el próximo 19 de junio en Santa Ponsa. Mientras las mejores jugadoras del circuito WTA pelean por el título de la segunda edición del Mallorca Open, Nadal se pondrá a punto pensando en su asalto a Wimbledon, donde se proclamó campeón en 2008 y 2010.

La presencia del mallorquín también es un aliciente para los aficionados que acudan al Mallorca Open: además de ver el mejor tenis femenino del mundo, el público podrá disfrutar de las sesiones de entrenamiento de Nadal, que ha elegido Santa Ponsa para preparar su aterrizaje en la hierba, una superficie que no pisa desde julio de 2015.

Advertisements

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here